• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
En directo Primera salida de Marta Riesco en 'Ni que fuéramos Shhh'
REDUCE GRASA SIN CIRUGÍA

Cavitación: la alternativa a la liposucción

Cavitación: la alternativa a la liposucción
Bekia
Última actualización: 12 Octubre 2019
¡Comenta!
La cavitación va cobrando cada día mas fuerza entre las mujeres de medio mundo y es una buena forma de mejorar nuestro aspecto sin pasar por el quirófano.

Con el paso de los años los tratamiento de belleza han ido evolucionando. Atrás quedaron esas largas horas dentro de un quirófano para acabar con las imperfecciones físicas que causaban complejos que impedían ser feliz. Las intervenciones de estética siguen existiendo pero, además de que cada vez son más rápidas, también cada vez son menos invasivas y las recuperaciones también mucho más rápidas.

Eso sí, lo que verdaderamente ha revolucionado el mundo de la estética son todos esos tratamientos para los que no hace falta pasar por quirófano. Tratamientos que pueden realizarse en un centro de estética, que no requieren ningún tipo de sedación, que son cero invasivos y que tampoco requieren tiempo de recuperación.

Cavitación para acabar con la grasa localizada

Entre esos tratamientos está la cavitación. Acabar con la grasa localizada es realmente complicado. Aunque pasa tanto en mujeres como en hombres, es cierto que en las mujeres esa dichosa grasa se instala en el cuerpo y no hay forma de conseguir acabar con ella. La dieta y el ejercicio físico ayudan mucho, pero también a veces es necesario un tratamiento extra para que la grasa de diluya y se puede terminar eliminando del cuerpo.

La cavitación incide directamente sobre la grasa localizadaLa cavitación incide directamente sobre la grasa localizada

Con ese tratamiento llamado cavitación es posible acabar con la grasa localizada. Una técnica, como decíamos, sin intervención quirúrgica, con la que se elimina la grasa mediante un aparato de ultrasonidos de baja frecuencia que, a medida que se pasan por el cuerpo, va disolviendo las células adiposas desde las capas más profundas de la piel para acabar con esa grasa.

La celulitis, la piel de naranja o la llamada piel de colchón podrán irse de tu vida gracias a la cavitación. Eso sí, nunca hay que olvidar, que aunque se trata de un método para refozar y sanear la piel, al tiempo que ayuda a reducir volumen y peso -puesto que la grasa pesa, lógicamente-, también es preciso llevar una vida saludable, con una dieta adecuada y realizar ejercicio de forma habitual: tampoco hay que hacer tablas de entrenamiento de dos horas diarias, con caminar a diario unos 40 minutos es más que suficiente si no tiene más tiempo o si se tiene algún tipo de impedimento físico.

Así es un tratamiento de cavitación

Técnicamante, como antes hemos comentado brevemente, la cavitación es un impulso ultrasonoro de baja frecuencia que conduce al desarrollo físico de microburbujas con un aparato que muchísimo recuerda al que se emplea para hacer ecografías.

45 minutos de sesión

Una máquina que es totalmente indolora y que no produce ningún tipo de daño al cuerpo, de tal manera que no necesita malla ni nada que cubra el cuerpo para poder llevarse a cabo el tratamiento son peligros. Tan solo se necesita aplicar un gel conducto r para que la máquina haga su efecto de ir disolviendo las células adiposas al tiempo que va realizando un masaje por la zona localizada en la que se encuentra la grasa gracias al rodillo del que consta la máquina en su extremo.

Cada sesión de cavitación dura alrededor de 45 minutosCada sesión de cavitación dura alrededor de 45 minutos

Únicamente se nota una pequeña presión

Cada sesión dura alrededor de 45 minutos a lo largo de los que el paciente o la paciente no siente absolutamente nada más allá de esa pequeña presión que hace el especialista al tiempo que va pasando ese rodillo para que el gel conductor haga el efecto que tiene que hacer. Lo único que se siente es un pequeño pitido que emite la máquina y que indica que todo marcha como debe ser.

Se recomienda beber mucha agua

Y aunque no hay ningún tipo de indicación precisa para realizar antes de acudir a casa sesión, sí es conveniente beber entre uno y dos litros de agua para que se ayude al cuerpo a diluir con más facilidad la grasa tras el tratamiento a través de la orina. Asimismo es conveniente que, si deseas que el tratamiento haga su efecto, lleves una dieta baja en grasas.

La cavitación reduce cencímetros al tiempo que tersa la pielLa cavitación reduce cencímetros al tiempo que tersa la piel

Beneficios de la cavitación

Un proceso como vemos indoloro y que no requiere ningún tipo de intervención como sí ocurre con otras intervenciones para acabar con la grasa localizada como puede ser la liposucción. Estos son los beneficios de la cavitación:

  • No requiere cirugía invasiva.
  • No requiere anestesia ni sedación.
  • Es muy eficaz porque se aplica directamente en la zona en la que se localiza la grasa.
  • Se puede llegar a perder dos centímetros por cada sesión del tratamiento. Eso sí, hay que tener en cuanto que los resultados no son tan instantáneos, teniendo que esperar hasta la segunda o tercera sesión para ver los mismos.
  • Cada sesión dura aproximadamente 45 minutos, por lo que es rápido.
  • Al tiempo que reduce y elimina, la cavitación también ayuda a mejorar la elasticidad de la piel y, por consiguiente, la circulación.
  • Tras las sesiones del tratamiento, la piel estará mucho más firme y tersa.

Y para que, tras la cavitación, se obtenga un buen resultado y quede la piel perfecta, se recomienda complementarlo con otros tratamientos como la presoterapia o la radiofrecuencia.

Artículos recomendados