Menú
La centella asiática: un remedio contra la celulitis
La centella asiática: un remedio contra la celulitis

PLANTAS MEDICINALES

La centella asiática: un remedio contra la celulitis

Una planta medicinal poco conocida pero con propiedades muy eficaces contra los problemas la circulación de nuestro organismo, causantes de la piel de naranja.

Los remedios naturales han sido siempre una alternativa de muy buena acogida a la hora de mejorar nuestros problemas de belleza. Pero claro, son tantas las plantas medicinales que podemos encontrar que sería imposible conocerlas todas así como sus propiedades. Es cierto que algunas de estas plantas son más conocidas y utilizadas por todos nosotros, bien sea en forma de infusión o de crema, pero otras por algún motivo no han calado tanto y no son tan habituales en nuestro uso diario.

Entre estas plantas menos conocidas, pero igualmente eficaces, encontramos la centella asiática. La Centella asiática es una planta que, como su nombre bien indica, crece en la región de Asia y es conocida por haber sido utilizada en la medicina natural china por sus propiedades cicatrizantes.

Propiedades de la centella asiática

En la actualidad y gracias a los estudios realizados sobre la centella sabemos que, además de estas propiedades cicatrizantes, esta planta posee muchas más propiedades positivas para nuestro cuerpo. Por este motivo, hoy día es utilizada tanto para problemas dérmicos como estrías o problemas de circulación.

Hojas de centella asiática Hojas de centella asiática

También es un remedio muy eficaz contra la tan odiada celulitis y la piel de naranja, y además tiene grandes propiedades antiinflamatorias. Por ello se puede determinar que es una planta muy completa a la que puede que no hayamos prestado toda la atención que merecía.

Al tomar centella asiática nuestro organismo se verá regenerado, la grasa adiposa que se encuentre en nuestro organismo se va eliminando devolviéndolo a su estado original. Asimismo, ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, por lo que nos dejará como nuevos y solucionará en nuestra piel esos problemas de belleza.

Cómo utilizar la centella asiática

Hay que tener en cuenta que los remedios naturales, y en especial los enfocados a la belleza, cuentan con unas propiedades que tienen un efecto lento pero eficaz, siempre y cuando consumamos estos productos de un modo constante. Es decir, el consumo de una única toma de centella asiática no afectará a nuestro cuerpo ni eliminará la piel de naranja de nuestra piel, como mucho nos aportará las vitaminas que se encuentren entre sus propiedades y nuestro cuerpo las utilizará. Si consumimos esta planta de un modo habitual, añadiéndolo a nuestra dieta y apuntándolo en la lista de alimentos habituales, sí notaremos sus resultados.

La centella asiática, un aliado contra la celulitis La centella asiática, un aliado contra la celulitis

En cuanto a cómo conseguirla, la centella asiática es una planta que, si tu clima lo permite, podrás cultivar en la terraza o jardín de tu casa, de este modo no solo conseguirás belleza en tu cuerpo sino también en tu hogar. Y al cabo de tres meses podrás realizar la cosecha y consumirla a tu gusto.

El consumo de esta planta se puede realizar de varias maneras, todas ellas igual de eficaces:

  • Si has logrado cultivarla en tu casa y tienes la suerte de poder recogerla fresca, puedes utilizarla como acompañamiento en tus ensaladas. Desde luego, no encontrarás una forma más natural de consumir esta planta que acabará con tu celulitis y tus estrías.
  • Si por el contrario, por el motivo que sea, no puedes cultivar la centella asiática en tu hogar, sí que puedes conseguirla en forma de pomada -con la que podrás dar un masaje sobre las estrías y la celulitis- o pastillas naturales. El mejor lugar donde puedes buscar estos productos es en tu herbolario más cercano. Si consultas en este tipo de establecimientos, seguramente conocerán la planta o podrán conseguirla. Además, podrán enseñarte los diferentes productos derivados de esta planta medicinal que se encuentran en el mercado.

Posibles peligros, mitos y realidades

Existen casos de personas que han sufrido reacciones alérgicas ante el consumo de esta planta. Obviamente, si nunca hemos probado la centella asiática difícilmente podremos saber si somos o no alérgicos a su consumo, por ello sería recomendable comenzar con pequeñas cantidades y comprobar si nuestro cuerpo la tolera correctamente:

Asegúrate de que no eres alérgico/a a la centella asiática Asegúrate de que no eres alérgico/a a la centella asiática

  • En el caso del consumo oral, sobre todo cuando la consumimos fresca, podemos sufrir problemas gástricos menores. Esto afectará a cada persona dependiendo de su tolerancia al producto, así que cuando realicemos las pruebas de alergia intentaremos fijarnos también en si nos afecta a la hora de realizar una correcta digestión.
  • Si estás pensando en quedarte embarazada, o bien ya lo has conseguido, es recomendable evitar el consumo de centella asiática ya que puede dificultar temporalmente la fertilidad así como afectar al periodo de gestación.

Para finalizar, te advertimos de que si la consumes en grandes cantidades y de una sola toma puede provocarte mareos y náuseas, por lo que se recomienda consumirla en pequeñas dosis y con moderación.

Te puede interesar