Menú
Tratar y curar una quemadura de aceite de cocina en la piel

REMEDIOS CASEROS

Tratar y curar una quemadura de aceite de cocina en la piel

Aplicar agua fría o aloe vera sobre la quemadura son algunos de los remedios más útiles para curar las quemaduras de aceite.

Los riesgos de la cocina Los riesgos de la cocina
La cocina es uno de los lugares de la casa más propensos a la hora de sufrir un accidente doméstico. Por no tener cuidado o por infortunios a todos nos ha pasado, y seguro que más de una vez, que nos hemos hecho algún daño. Lo más frecuente, sin duda, son las quemaduras mientras cocinamos. El aceite caliente es uno de los grandes peligros de la cocina.

No siempre provocan una quemadura que sea grave, pero sí es necesario hacer un tratamiento adecuado para curar la herida. En ocasiones somos dados a utilizar remedios caseros que ni curan la quemadura ni evitan que nos quede una mancha sobre la piel, que se caracteriza por ser difícil de disimular con cualquier producto de belleza.

Particularidades de estas quemaduras

Una sartén que se mueve y nos salpica de aceite o determinados alimentos que al freír 'saltan' son las formas más habituales de hacernos una quemadura con aceite de cocina. Estar vigilantes y utilizar tapas a la hora de freír son las mejores formas de prevenir este tipo de accidentes. Hay que tener en cuenta, lo primero, que el tratamiento que hay que dar a este tipo de heridas no es el mismo que si hubiera sido producida por productos químicos o agua hirviendo, otro accidente habitual en la cocina.

Lo primero es evaluar la quemadura que hemos sufrido y hay que tener en cuenta que el aceite, por las altas temperaturas que alcanza, suele provocar una herida más profunda que otros productos. Esto ocasiona que la mancha suela ser más visible, sea más complicada de disimular y atente contra nuestra belleza.

Si es grave hay que acudir al médico para que nos dé el tratamiento más adecuado. Se recomienda acudir a un sanitario cuando se trata de una quemadura de tercer grado. Lo sabremos porque la piel adquiere un color blanquecino o ligeramente chamuscado.

El aloe vera, un remedio eficazEl aloe vera, un remedio eficaz

No son las únicas quemaduras que requieren asistencia médica, porque también depende de la extensión de piel afectada y la parte del cuerpo, así como si se padece alguna enfermedad grave. La cara es una de las zonas más sensibles, por lo que si el aceite ha saltado al rostro es conveniente acudir al médico. Lo mismo ocurre con la parte del pecho o los genitales.

En determinadas ocasiones el aceite puede traspasar la ropa, por lo que puede afectar a zonas que no estuvieran desnudas. En ese caso no hay que tratar de retirar la tela que la recubre, que posiblemente notemos ligeramente chamuscada. De hacerlo se podría extender la quemadura y también provocar infecciones.

El agua fría, el primer remedio

Lo primero que hay que hacer al notar que se ha sufrido una quemadura con aceite de cocina es colocar agua fría sobre la zona afectada. Lo más habitual es ir corriendo y ponerla debajo del grifo. Dejarlo durante unos minutos, porque tiene un efecto calmante sobre el dolor y también evita que se expanda la herida, porque elimina los restos que pudiera haber de aceite.

Una vez hecho, si quedaran restos de tela o de otras sustancias proceder a una limpieza manual con una gasa. Será el momento entonces de evaluar la herida y considerar si se hace necesario acudir al médico.

Si no se estima oportuno lo más recomendable es colocar una pomada aséptica sobre la herida. Mi recomendación es utilizar aloe vera en vez de una pomada, pero no siempre la tenemos a mano. Hay que tener en cuenta que es más eficaz la sustancia que segrega la propia planta que las cremas que se puedan elaborar a partir de ella. Si tenéis posibilidad de tener una aloe vera en casa hacerlo, porque basta cortar una hoja y aplicar sobre la herida. Es uno de los mejores trucos de belleza que existen.

Curar tapada o al aire

En función de lo que vayamos a hacer a continuación se puede tapar con un apósito la quemadura o dejar al aire. Las dos cosas tienen sus pros y sus contras y lo mejor es combinarlas ambas. Si se tapa la herida se evitarán posibles infecciones, por lo que es recomendable si se va a seguir cocinando o realizar alguna tarea manual. Sin embargo, para curar la quemadura lo mejor es dejarla al aire.

Cubre la quemadura para evitar posibles infecciones Cubre la quemadura para evitar posibles infecciones

No intentar disimular la quemadura con maquillaje o cualquier producto de belleza, porque eso supone una infección, lo que hará aún más difícil de curar y garantiza una mancha. Si la quemadura es grave lo que se puede es colocar paños húmedos mientras se traslada uno al médico, para tratar de calmar el dolor sobre la piel

Remedios a evitar

A todos nos han recomendado trucos caseros a utilizar cuando se sufre una quemadura, pero en su mayor caso son un obstáculo a la hora de intentar curarla. El agua fría es lo mejor, pero no por ello penséis que colocar hielo puede ser parte del tratamiento, porque agudiza el dolor y retrasa la curación.

La pasta de diente es probablemente el remedio más repetido y también uno de los más dañinos. Alivia el dolor en un primer momento, pero lo que hace es irritar la piel posteriormente, por lo que tardará también más tiempo en curar.

En cualquier caso nunca se ha de estallar una ampolla, porque provocará una infección y dejará una marca que no se podrá disimular. Hay que esperar a que seque y desaparezca.

Disimular la mancha

Las quemaduras de aceite, si no son graves, pueden curarse en apenas unos días, pero tienden a dejar una marca que nos acompañará durante años. Curar apropiadamente la quemadura y no estallar las ampollas es una forma de prevenirla. En caso de que las heridas hayan sido pequeñas únicamente se verá una zona de la piel ligeramente más clara que el resto. En ese caso se puede pedir al médico algún tipo de crema o tratamiento no invasivo que minimice y llegue a eliminar la marca.

En el caso de quemaduras más grandes o que se hayan producido en la cara puede llegar a plantearse el practicar cirugía estética. Los trasplantes de piel son el último remedio y el más extremo, pero también existen multitud de productos de belleza en el mercado que permiten cubrir este tipo de manchas convirtiéndolas en prácticamente invisibles.

Te puede interesar