Menú
Maquillaje Halloween: cómo hacer una herida o cicatriz aterradora

MAQUILLAJE DE TERROR

Maquillaje Halloween: cómo hacer una herida o cicatriz aterradora

De forma muy sencilla y con pocos materiales podemos imitar una cicatriz a la perfección.

cómo hacer una cicatrizCómo hacer una cicatriz
¿Quieres lucir un maquillate completamente aterrador la noche de Halloween? Desde Bekia te contamos cómo hacer una herida artificial con maquillaje en muy pocos pasos.

Para ello vamos a necesitar una serie de elementos para conseguir que la cicatriz quede lo más real posible.

Materiales necesarios

- Cera

- Pincel fino

- Una pequeña espátula

- Sombra de ojos morada

- Pinzas

- Pegamento especial

- Hilo negro

- Pintura negra

- Sangre artificial

- Betadine

- Algodón

Comenzaremos por untar un poco de cera con la espátula en la zona donde queremos hacer la cicatriz. Extenderemos bien la cera en forma de óvalo dejando en el centro más producto que en los extremos para que después parezca que la zona está más hinchada. De forma opcional puedes fijar la cera con polvos y una brocha.

A continuación aplica un poco de sombra morada alrededor de la cera de forma que casi no se aprecie.

Como hemos dejado la parte del centro con mas cera que en los extremos, vamos a hacer una pequeña rajita con cuidado con ayuda de las pinzas o algún otro utensilio punzante.

Después vamos a coger el pincel fino y vamos a untar la punta con un poco de pintura negra mezclada con sangre artificial.

Con cuidado pintaremos el interior de la raja que habíamos hecho con la pintura mezclada.

Cada vez la herida quedará mucho más real pero para conseguir un resultado más auténtico, utilizaremos pequeños trozos de hilo para imitar los puntos de una cicatriz. Coge los trozos de hilo y haz un nudo en el centro de forma que éste quede justo en el interior de la raja. Utiliza tantos como grande sea la herida que hayas hecho. Por último con el pincel fino y la pintura negra, haz pequeños puntitos en los extremos de cada hilo para que parezca que están cosidos a la piel.

Para terminar daremos como último toque un poco de Betadine con un algodón sobre la herida y habremos conseguido hacer una cicatriz de lo más real para disfrutar de una terrorífica noche de Halloween.

Te puede interesar