Menú
Remedios caseros para acabar con los talones agrietados

TRUCOS DE BELLEZA

Remedios caseros para acabar con los talones agrietados

Los pies son una de las partes del cuerpo que más sufren a diario.

Los pies sufren mucho a diarioLos pies sufren mucho a diario
Tanto en verano como en invierno los pies son una de las partes del cuerpo que más sufren. Ya sea en los meses estivales por el excesivo calor y el sudor, como las bajas temperaturas de los meses invernales. Además el calzado que llevamos también influye sobremanera en la salud de nuestros pies.

En Bekia Belleza ya os hemos hablado en alguna ocasión de cómo cuidar vuestros pies o cómo acabar con los pies secos. Ahora nos centramos en una parte muy concreta para ofreceros algunos remedios caseros para decir adiós a los talones agrietados.

El truco más sencillo y rápido es frotarte con la piedra pómez mientras te duchas, así como esmerarte en enjabonar y enjuagar bien la zona para retirar cualquier residuo que pueda haberse adherido a lo largo del día.

Frota tus talones con la piedra pómez durante la duchaFrota tus talones con la piedra pómez durante la ducha

Mascarillas caseras para decir adiós a los talones agrietados

Pero si con eso no es suficiente, a continuación te ofrecemos algunas mascarillas caseras que te puedes aplicar para acabar con los talones agrietados o, al menos, mejorar el problema, de tal manera que cuando llegue la época estival y el momento de ponerse sandalias estén perfectos:

- Mezcla de glicerina con agua de rosas: la principal propiedad de la glicerina es que es humectante, reteniendo la humedad en su juto término, mientras que el agua de rosas suavizará la zona. Une ambos productos y aplícalos con un suave masaje; deja que actúe durante 15 minutos y enjuaga tus talones.

Acaba con los talones agrietadosAcaba con los talones agrietados

- Glicerina, vaselina en gel y crema expectorante: forma un compuesto con glicerina, vaselina en gel y crema expectorante de la que te aplicas en el pecho cuando tienes catarra o congestión nasal. Aplícate la mascarilla realizando un suave masaje sobre tus talones antes de irte a la cama para que la mezcla actúe mientras descansas.

- Aceite o mantequilla: si no tienes una piel demasiado grasa, puedes extenderte un poco de mantequilla o aceite por los talones antes de tapártelos con una gasa, colocarte un calcetín y dejar que actúe durante la noche.

Te puede interesar