Menú
Lentes de contacto de colores: cambia de color de ojos por un día

CAMBIO RADICAL DE LOOK

Lentes de contacto de colores: cambia de color de ojos por un día

¿Qué cuidados necesitan las lentillas de colores? ¿Cuándo es mejor usarlas? En Bekia Belleza te damos todos los detalles.

Cambia de look de forma radical con las lentillas de colores Cambia de look de forma radical con las lentillas de colores

Las lentes de contacto de colores son una opción atrevida y diferente para cambiar de look. Hay diferentes tipos y cada una se adapta a una necesidad ya que puede que algunas busquéis este cambio de manera puntual, por ejemplo para acudir a un evento importante, o incluso otras que tengáis pensado hacer un cambio radical a vuestra mirada por una temporada. Asimismo, también existen lentillas de colores que si bien no sirven para modificar el color natural de la mirada, se utilizan para potenciar el original.

Todo lo que debes saber sobre las lentillas de colores

A la hora de elegir las lentillas de colores tienes que tener en cuenta cuáles son los parámetros del radio ocular y el diámetro que necesitas, ya que son como las lentes de contacto normal y la adaptación debe ser acorde a tu ojo. Para conocer los parámetros debes acudir a un óptico que te asesore sobre cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. De esta forma te asegurarás de que la forma y tamaño de la lentilla cubre por completo el iris para que no se note que las llevas puestas.

Una vez elegidos, el siguiente paso consiste en elegir el color. Para ello, una buena opción es probar con varios modelos y elegir el que más nos guste, procurando que parezca lo más natural posible. Estas lentillas están teñidas con micropigmentos especialmente seleccionados para que el tinte no entre directamente en contacto con el ojo.

Con todo, la tipología de las lentillas de colores se puede clasificar en función del tiempo que podamos llevarlas puestas así como de la intensidad del color. En primer lugar, existen lentillas de colores diarias o mensuales que están especialmente pensadas para usarlas una vez y desecharlas o, por el contrario, para utilizarlas de manera más prolongada. En esta categoría podríamos incluir las lentillas de diseño o fantasía, muy originales y llamativas ya que simulan el ojo de un gato, una serpiente u otro animal o personaje de ciencia ficción y que se suele recurrir a ellas en carnaval, una fiesta de disfraces o similar.

Elige el color de las lentillas que más te favorezca Elige el color de las lentillas que más te favorezca

En segundo lugar, podemos distinguir entre las lentillas que aportan una mayor definición a nuestros ojos, potenciando así su color natural, ya sean claros u oscuros. También existen las lentillas opacas, que están diseñadas para cubrir totalmente el color original del ojo y que nos sirve para lucir otro totalmente diferente y por qué no, exótico, como azul zafiro, verde, miel, violeta o incluso gris.

Consejos y cuidados especiales

Como ocurre con las lentes de contacto, los aspectos a tener en cuenta son los relativos a no dormir con ellas puestas ni usar las de los demás. Además siempre hay que procurar manipularlas con las manos limpias y mantenerlas hidratadas en su caja correspondiente para evitar infecciones. La mayoría de estas lentillas no tienen aumento o graduación y por lo general se suelen usar por motivos meramente estéticos. Sin embargo, la popularización de su uso ha generado la demanda de lentillas de colores graduadas. Otras características de estas lentillas es que son blandas y neutras. Como incovenientes, nos encontramos con que en ocasiones la lente se puede desplazar de su posición o que cuando hay poca luz nos distorsione la visión al dilatarse la pupila aunque en condiciones normales este tipo de lentillas no afecta a la visión.

Lo más recomendable para quienes no estén habituadas a llevar las lentillas es ir adaptándolas a nuestro ojo progresivamente. Es decir, el primer día llevarlas un par de horas para ir acostumbrandote poco a poco hasta que llegue el momento en el que ni las notes.

Looks con lentillas de colores

Con las lentillas de color tu look cambiará radicalmente. Por ello, la elección del color es muy importante y hay que tener en cuenta una serie de aspectos como la fisionomía o incluso el tono de piel o del pelo. Por ejemplo, un color avellana o marrón te favorecerá más si tienes un color natural de cabello y piel más pálido. Por el contrario, en las más morenas los colores brillantes como azules, verdes o violetas son los que más destacan.

Si eres morena, apuesta por las lentillas de color verde brillante Si eres morena, apuesta por las lentillas de color verde brillante

Para las que tienen los ojos claros, una apuesta que da buenos resultados es utilizar el mismo color que el natural pero en un tono menos intenso para matizar la mirada. Lo mismo ocurre con los ojos oscuros. Encontrar un color semejante al natural pero más claro dará más luz y brillo a tus ojos. Por último, los ojos marrones son los que permiten que los colores de las lentillas azuladas o violetas se perciban mejor.

Si no te gusta llamar demasiado la atención, lo mejor es apostar por las lentes que maticen y perfilen tu color natural pero sin cambiarlo radicalmente. Así, una buena opción es usar las lentillas del mismo color de base para que resalten los bordes del iris y el tono sea más profundo. Por ello, si tu piel, cabello y ojos son más cálidos o morenos, las lentes de color avellana serán tus mejores aliadas. Si por el contrario tienes los ojos azules, decántate por los colores verdes y grises.

Te puede interesar