Menú
Consigue un cabello fuerte y sano en otoño
Consigue un cabello fuerte y sano en otoño

CUIDADOS PARA TU PELO

Consigue un cabello fuerte y sano en otoño

El cambio de clima, el estrés del trabajo e incluso una mala alimentación pueden dar como resultado un pelo debilitado.

La llegada del otoño, el cambio de clima, el cloro y la salitre de las vacaciones, el estrés de la vuelta al trabajo e incluso una mala alimentación pueden provocar consecuencias importantes en tu cuero cabelludo. Si no prestamos atención al cuidado de uno mismo todos estos factores pueden dar como resultado un pelo debilitado que tiende a caerse.

Especialmente en esta época del año, podemos comprobar cómo se nos cae más el pelo y, aunque no debemos alarmarnos porque es normal, tampoco debemos hacer caso omiso del problema sino afrontarlo y seguir estos consejos para sanearlo cuanto antes. Los expertos indican que se pueden llegar a caer hasta 100 cabellos al día, algo que no es preocupante, a partir de ahí, es preciso hacer un estudio del cabello para descubrir las razones de su caída.

Alimentación contra la caída del pelo

La principal causa de la caída de cabello es la forma en la que nos alimentamos. Una dieta rica en vitamina B es, sin duda, una muy buena alternativa para paliar la caída. Unos ejemplo de alimentos ricos en vitamina B son:

El pescado azul te ayudará a cuidar tu cabelloEl pescado azul te ayudará a cuidar tu cabello
  • El hígado, fundamentalmente, que es el alimento con mayor concentración de vitamina B.
  • Productos lácteos como la leche y sus derivados, especialmente el yogur.
  • La yema de huevo.
  • El pescado azul como la sardina, el salmón y el atún.
  • Las patatas.
  • Las legumbres.
  • Frutos secos como las nueces, que además de contener la vitamina B son una fuente de ácidos grasos omega 3 básicos y sanos para nuestro organismo.

Otra buena opción, sin dejar nunca de lado una correcta alimentación, es recurrir a suplementos alimenticios como la levadura de cerveza, la jalea real o el germen de trigo. Suplementos todos ellos que ayudan a fortalecer el cabello al tiempo que también fomenta que su apariencia sea mucho más brillante y sedosa.

No abusar del secador

Con las bajas temperaturas, menos que nunca nos apetece salir a la calle con el cabello mojado, pero no debemos abusar del secador de pelo. Un consejo es terminar de aclararte el pelo tras el lavado con agua tirando a fría y, al salir de la ducha, no te frotes el cabello con la toalla después de lavarlo, pues así lo debilitas más. Asimismo, una vez que vayas a secarlo, aunque la temperatura invite a ello, no utilices únicamente chorros calientes, deberás combinarlos con otros más fríos.

No hay que abusar del secadorNo hay que abusar del secador

Además del secador de pelo, los artículos de peluquería influye bastante en la salud de nuestro pelo. Muchas veces no nos damos cuenta de la cantidad de productos que podemos echarnos en el pelo (gomina, acondicionador, gel, agua de peinado, etc.), y menos aún, de lo dañino que al final resulta un exceso de estos productos para nuestro cuero cabelludo. Es muy recomendable que acudas al menos cada mes a la peluquería y ponerte en manos de expertos para hidratar y sanear el cabello dañado con una buena mascarilla hidratante y reparadora.

Siguiendo todos estos consejos notarás como tu cabello deja de tener ese aspecto apagado y empieza a revitalizarse y coger el brillo y la sedosidad que había perdido con el final del verano y la llegada del otoño.

Remedios capilares caseros

En el mercado puedes encontrar cantidad de complementos y ampollas revitalizantes para fortalecer el cabello y prevenir la caída. Pero si no te decides por estos productos y además, no tienes mucho tiempo de ir a la peluquería, una opción más natural y económica son los remedios caseros.

Mascarilla de aceite, miel y huevo

Unos remedios que podrás hacer fácilmente en tu casa y con productos que tienen siempre, sin necesidad de hacer una gran inversión económica. En este caso te vamos a proponer una mascarilla hidratante my sencilla y efectiva. Para realizarla únicamente necesitarás:

Con miel, huevo y aceite de oliva podrás hacer una gran mascarilla caseraCon miel, huevo y aceite de oliva podrás hacer una gran mascarilla casera

Con los tres ingredientes a mano, coge un bol y mezcla un chorro del aceite de oliva, un huevo y dos cucharadas de miel. Una vez que tengas hecha la mezcla, aplícate la misma sobre el cuero cabelludo dando un suave masaje con la yema de los dedos hasta que esté todo perfectamente extendido. Después envuelve tu cabello en una toalla y deja que la mascarilla actúe durante unos treinta minutos, pasados los cuales ya podrás lavarte el pelo con tu champú habitual.

Si compruebas que la mascarilla te ha hecho bien o que, por el contrario, no te ha producido grasa ni ningún tipo de apariencia rara en tu cabello, puesde aplicarte la mascarilla una vez a la semana o cada dos semanas. Después de varias aplicaciones empezarás a notar que tu pelo no pierde el brillo ni la sedosidad. Eso sí, esto no es algo milagroso, ni esto ni nada, por lo que deberás cuidar tu cabello todo el año y aplicando siempre los productos específicos, sin abusar del calor ni de los productos químicos.

Te puede interesar