Menú
Cómo maquillarse para la cena de Nochebuena en familia
Cómo maquillarse para la cena de Nochebuena en familia
MAQUILLAJE DE NOCHEBUENA

Cómo maquillarse para la cena de Nochebuena en familia

Con estos consejos conseguirás un look de 10 para tu cena de Nochebuena en familia.

La cena de Nochebuena en familia puede convertirse en toda una velada inolvidable, por eso es importante empezar las festividades de Navidad con buena cara. En este caso, al tratarse de un evento de noche y en un entorno familiar, se puede jugar un poco más con los efectos a la hora de maquillarse, ya que hay total y plena confianza con los demás comensales de la mesa.

Una piel radiante para un maquillaje perfecto

Como en cualquier otra ocasión, una buena limpieza del rostro es esencial para poder empezar a maquillarse. Para ello, es importante que antes de acostarnos nos lavemos bien la cara para eliminar los restos que se hayan podido adherir a nuestro cutis, para que así al día siguiente podamos aplicar productos de belleza sin problemas.  

Necesitamos pequeños trucos para un gran resultadoNecesitamos pequeños trucos para un gran resultado

También es necesario que la piel siempre permanezca hidratada. Ya no solo como consejo para un maquillaje infalible y más permanente y duradero, sino para que el rostro no sufra cada vez que vayamos a aplicar productos de belleza sobre él. Además, con estos dos sencillos pasos de limpieza e hidratación, el efecto natural se notará más y permanecerá durante más tiempo sobre nuestra cara.  

A la hora de aplicar la base, es importante que escojamos nuestro color y la textura perfecta para ello. Porque no es lo mismo las necesidades de una piel grasa que una mixta, sensible o seca. Eso sí, intentaremos que el rostro nos quede libre de brillos e imperfecciones gracias a las bases que consiguen una piel mate y los polvos traslúcidos que igualan el efecto.  

Hay que resaltar las zonas de mayor expresividadHay que resaltar las zonas de mayor expresividad

Por otra parte, a la hora de contornear el rostro, es importante destacar dos zonas: la parte alta de los pómulos y el arco inferior de las cejas. Esto se consigue con iluminador, al igual que en la zona de la nariz y de la barbilla. Aunque estas dos zonas ya es más personal, ya que dependerá del tipo de rostro que tengamos y de qué queramos destacar más: las aletas o el puente en la nariz y ensanchar o afilar la mandíbula en la parte de la barbilla.  

A continuación, se intensificarán las zonas iluminadas contrarrestando las partes opuestas con ayuda de polvos de sol. Una vez se marquen las distintas líneas de contorno con las que daremos forma al rostro, se intenta difuminar todo para que permanezca el efecto, pero sin que se noten las franjas que hemos marcado para ello.  

Una vez se da forma a la cara, toca maquillarse cejas y ojos. Primero se aplican los productos sobre el párpado móvil para que haga un efecto de abanico con los colores seleccionados. Lo mejor es apostar por sombras metalizadas para la cena de nochebuena en familia. Lo mejor es que tenga un efecto difuminado o ahumado, dejando un poco de color sobre la zona del lagrimal para ampliar el efecto del maquillaje. Pero esto último solo si la forma de tus ojos no es pequeña y si ya tienes práctica con el maquillaje.  

Los pómulos necesitan un tono más alto que el resto de la caraLos pómulos necesitan un tono más alto que el resto de la cara

Al tratarse de la zona de Nochebuena en familia, la zona de las pestañas es muy importante, porque de ella dependerá que tu mirada se amplíe e intensifique con un solo toque de color, así como con el efecto que se cree a la hora de peinar con los pelos de la máscara de pestañas. Primero, deben maquillarse ambos ojos en la base de las pestañas, delineando con ayuda de un lápiz negro o de color oscuro, tanto por arriba como por abajo para que la tonalidad de la sombra no acabe comiendo parte del protagonismo de tu mirada.  

Finalmente, debemos apostar por el efecto que crea un rizador de pestañas e incluso probar con unas postizas para crear un efecto más llamativo y espectacular. Terminando siempre con el colorete, las mejillas deben maquillarse dependiendo del tipo de rostro que tengamos: desde el centro hacia afuera para los rostros más redondeados, y de fuerza hacia adentro para los rostros más alargados.

El ojo es importante potenciarloEl ojo es importante potenciarlo

Colores perfectos para la cena de Navidad

Al tratarse de una festividad tan señalada, los colores que protagonizarán todos los maquillajes y estilismos estarán entre los grises, los verdes, el dorado y el negro en su versión metalizada. Estos siempre deben ir acompañados por otra tonalidad que combine con ellos y que relaje un poco su intensidad, para que no quede luego muy recargado o agresivo.  

Por otra parte, los labios es imprescindible que sean un poco más fuertes, siempre y cuando los ojos no estén muy recargados. Es mejor decantarse más por un rojo intenso, relajando la mirada en este caso, sobre todo por el efecto gloss que añadiremos a los labios al final.

Efectos para una Nochebuena en familia

En el caso de los ojos, se deben combinar el dorado con un tono nude o melocotón para difuminar y relajar el efecto, intensificando la mirada sin que resulte demasiado excesivo. Se puede dar una base neutra que empiece desde la parte alta, para irse difuminando con el metalizado escogido en la parte central del ojo y en la base de las pestañas.  

Un ejemplo perfecto para ese efecto es el marrón con el dorado, así como el negro con el gris perla metalizado o un amarillo claro con el verde esmeralda -que es más festivo, colorido y atrevido-. Puedes aplicar sombra combinada de ambos colores en la parte baja del ojo para hacer el efecto más amplio, pero esta línea que trazaremos con las sombras debe ser muy fina e intentar manchar lo menos posible.  

Con estos consejos ya estáis listas para nochebuenaCon estos consejos ya estáis listas para nochebuena

Al maquillarse y dar rubor a los pómulos para la noche podemos aplicar un poco más de color, pero sin que nos excedamos en cantidad. En este caso, al tratarse de una cena de Nochebuena, la festividad también puede acompañar a un tono más fuerte para tus mejillas, pero aplicado de tal manera que no resulte demasiado estridente. Dejaremos los tonos tierra para las comidas y el día a día.  

Finalmente, lo labios pueden dar un poco más de sensualidad o formalidad dependiendo de la forma que le queramos dar. Para el primero de los casos, podemos marcar el arco de cupido en forma de corazón, que es el pliegue del labio que se forma en la parte superior dando forma a la boca, con ayuda de un lápiz de labios del mismo color que la barra con la que luego rellenaremos ambos labios.   

Te puede interesar