Menú
Cómo maquillarse para ir a un juicio
Cómo maquillarse para ir a un juicio

NATURAL Y SENCILLA

Cómo maquillarse para ir a un juicio

Los juicios, al igual que otros lugares en los que se producen acontecimientos oficiales, suelen causar dudas en cuanto a cómo vestir o maquillar. Te contamos como maquillarte para esta ocasión.

Acudir a un juicio, sobre todo si es la primera vez que pasas por esa situación, puede ser muy estresante. Si no sabes muy bien qué es lo que te vas a encontrar, qué es lo que tienes que hacer o cuánto puede durar el proceso es lógico que te sientas inquieta, nerviosa y desubicada. Y eso comienza por no saber siquiera qué look elegir, cómo peinarse o por el tipo de maquillaje que optar.

Hay que tener en cuenta que a la hora de acudir a un juicio hay diferentes posibilidades: se puede ir como acusado, como acusación, como testigo e incluso como abogado. En función de unas y otras el estilo por el que decantarse es diferente, aunque a modo general podríamos decir que, en tu maquillaje, la sencillez y que te aporte seguridad son dos elementos que se vuelven clave.

Si eres la acusada

Si hay un protagonista en los juicios es la persona a la que se acusa de algún delito, así que todas las miradas se centrarán en ella. Si es tu caso has de tenerlo en cuenta. Se juzgarán los hechos que se te imputan y se tendrán en cuenta los testimonios que se escuchen en la sala, pero has de recordar que la imagen que ofreces de ti misma tiene un fuerte poder y puede inclinar la balanza hacia la inocencia o la culpabilidad.

El maquillaje puede ayudarte mucho en un juicioEl maquillaje puede ayudarte mucho en un juicio

Y si se trata de no aparentar culpable lo más recomendado es buscar un look sencillo, natural, nada agresivo ni llamativo. Busca pasar desapercibido, aunque como ya comentamos, sabemos que vas a ser observada. Y eso, ¿en qué tipo de maquillaje se traduce?

Aunque pudieras pensar que no es así el maquillaje puede ayudarte, o todo lo contrario, cuando quieres prestar cierta imagen. Si vas a ir a un juicio y pretendes que tu imagen sea lo más cándida posible, que transmita seguridad, puedes conseguirlo con el make up. Tampoco te compliques porque en el juicio has de estar pendiente de lo que allí sucede, no puedes permitirte perder tiempo en preocuparte por los productos que te has aplicado.

Para empezar opta por un maquillaje natural, en tonos neutros, sin estridencias. ¿Esto qué supone? Que lo más adecuado es un make up con el que parezca que no vas maquillada, no quieras cargarte de productos. Pule muy bien su aplicación y no te excedas. No es necesario usar una base de maquillaje, polvos bronceadores, contorno, colorete... Si usas tanto maquillaje puede dar la sensación de que pretendes esconder tu verdadera cara con los cosméticos, algo que no da una imagen de sinceridad. Y lo que necesitas es que el juez crea lo que le vas a contar.

Si es importante la imagen que ofreces como acusado en un juicio también lo es la de testigoSi es importante la imagen que ofreces como acusado en un juicio también lo es la de testigo

Reduce la cantidad de productos a utilizar, busca aquellos que ofrezcan una buena imagen de ti, pero que no sean excesivos. Usa sombras de ojos de colores neutros y, en el caso de los labios, también. Usar tonalidades rojizas, si te encuentras cómoda con ellas, puede ser útil, porque potenciará tu seguridad y trasladará esa misma seguridad a quienes te observen.

Si no sabes maquillarte o no consigues lo que te recomendamos puedes optar por una cara lavada y no añadir nada de make up. Es mejor que aparecer en el juzgado con un maquillaje excesivo, pero es de esperar que ese día, con los nervios, no tengas tu mejor cara. Procura, al menos, disimular las bolsas de los ojos, las ojeras por si has dormido mal, los granitos que te hayan podido salir...

Imagen descuidada

Una imagen descuidada puede dar la sensación de que no te preocupas por el juicio al que acudes y cuando tienen que juzgarte no es que sea algo recomendable. Debes evitarlo. Esto se aplica a otros aspectos de tu look como la ropa, el peinado y la manicura. Aunque pienses que no la gente se fija mucho en las manos de las personas, especialmente cuando están con ellas durante una o varias horas.

Hay que tener cuidado con mostrar una imagen descuidada, retócate antes de entrarHay que tener cuidado con mostrar una imagen descuidada, retócate antes de entrar

No acudas con el esmalte de las uñas desconchadas, mucho menos sucias. Porque eso no dirá nada bueno de ti. Arregla tu cabello. Todos los detalles que puedas cuidar debes hacerlo porque, de no ser así, puedes dar la sensación de que no te preocupa lo que va a pasar en la sala. Y bien seguro que no es así.

Has de tener en cuenta que, en función del juicio, la sesión puede durar varias horas, incluso prolongarse en el tiempo durante días. Al haber mucha gente en la sala puede haber momentos de calor intenso lo que, unido a los previsibles nervios por lo que estás viviendo, es posible que acabes sudando. No hay nada peor que un maquillaje que se corre, que te queden manchas y restos de productos en el rostro. Evítalo no usando mucho make up y decantándote por productos waterproof. Si te aplicas base de maquillaje séllala con polvos y no olvides las toallitas antibrillos, para evitar que tu cara muestre brillos.

Cómo maquillarse si eres testigo

Si es importante la imagen que ofreces como acusado en un juicio también lo es la de testigo. Si has sido convocado para aportar lo que sabes o viviste en torno a un caso determinado has de mostrarte convencida y segura de lo que dices y has de aparentar ser una fuente fiable. Si apareces con un look desaliñado no ofrecerás esa misma confianza y puede que tu declaración no sea tomada en serio.

Tonos neutros te serán un más en estas ocasionesTonos neutros te serán un más en estas ocasiones

Y para evitarlo es necesario decantarse por un maquillaje adecuado, siguiendo las indicaciones que vimos anteriormente. Has de tener en cuenta que siendo testigo no van a juzgarte, pero sí que se cuestionará lo que cuentes. Cuanto más segura estés más creerán los demás lo que estés narrando. ¿Cómo te ayuda el maquillaje a transmitirlo?

Para empezar si es un make up trabajado tú te sentirás cómoda con él. Aquí da igual que te pintes mucho o poco, lo importante es que estés segura, porque transmitirás esa seguridad a quienes van a escucharte.

Si eres la acusación

En el caso de que seas la parte acusadora en un juicio has de tener en cuenta que, aunque no siempre es necesario que acudas, si lo haces van a fijarse en ti. Además, lo más probable es que te llamen a declarar, por lo que habrá un momento en que todas las miradas se fijen en ti.

Si eres la acusada, lo mejor es ir con un make up tenueSi eres la acusada, lo mejor es ir con un make up tenue

Aplica las mismas recomendaciones de maquillaje que hemos hecho para las personas que acuden como testigo. Has de estar segura de lo que denuncias y pides y eso comienza con una cara que refleje esas mismas sensaciones.

Te puede interesar