Menú
Peinados de comunión para las invitadas

CELEBRACIONES

Peinados de comunión para las invitadas

Moños, trenzas, recogidos... descubre los 'looks' de moda para acudir a una comunión.

Mujer en una peluquería Elige el peinado apropiado para asistir a una comunión

Mayo es el mes de las comuniones por excelencia. No es raro que cada año debas acudir al menos a una de estas celebraciones como invitada. ¿Qué me pongo y cómo me peino? Son las primeras dudas que te asaltan tras recibir la invitación. Debes elegir tu indumentaria con esmero, pero también tu peinado.

Se trata de ceremonias que se celebran, por norma general, durante el día y en las que los niños son los protagonistas. Por tanto, la naturalidad debe primar a la hora de elegir el look ideal para una comunión. Huye de los peinados recargados y apuesta por un estilo desenfadado. Aquí te lanzamos algunas propuestas.

Moño alto: acierto seguro

El moño alto es todo un clásico y un acierto seguro para asistir a una comunión como invitada. Con este peinado nunca fallarás ni desentonarás. El moño alto es fácil de hacer y muy favorecedor. Además, la sencillez en la elaboración de este peinado te permite escoger entre acudir al peluquero u optar por el DIY (Do it yourself). Tanto si eres un familiar allegado del niño como si se trata de una invitación protocolaria, este peinado resultará acertado.

Recogido sencillo Recogido sencillo

Ideal para combinarlo con vestidos tanto de corte clásico como con los modelos más 'trend'. Aportará sofisticación a los looks de corte clásico y resultará el complemento ideal para tu vestido de temporada. Pero cuidado, no lo utilices si tu indumentaria es demasiado recargada. Los excesos nunca son buenos aliados.

Trenzas: look juvenil y divertido

Por suerte, siguen de moda. Las trenzas te abren un abanico de posibilidades ilimitadas. Puedes jugar con mil tipos y formas: a un lado, ibicenca, de raíz, de cola de pez... Las trenzas te aportarán un toque juvenil y diferente, al tiempo que te proporcionarán una imagen distinguida.

Todo vale en función de la trenza que escojas. Faldas y pantalones combinan a la perfección con este peinado. Ideal para las más jovenes y para aportar un punto de diversión a los looks más sobrios.

Melena ondulada: un toque de elegancia

El pelo suelto nunca falla. Eso sí, con una melena cuidada. Aprovechando que se trata de una ocasión especial, atrévete con unas ondas anchas y marcadas estilo años 40. Te aportarán un plus de elegancia y centrarás todas las miradas. Eso sí, sin eclipsar a los protagonistas de la celebración.

Melena lisa Presume de cabello cuidado

La melena ondulada o lisa es ideal para complementar un traje chaqueta. Pon el broche de oro a tu estilismo con algún adorno para el pelo que no resulte demasiado llamativo y que combine a la perfección con tu vestuario.

Recogido bajo: aporte de sofisticación

Se trata de una opción válida para cualquier invitada a una comunión, pero especialmente para la madre del niño. Opta por un estilo despeinado y desenfadado si eres amiga o familiar del pequeño. Si eres la madre, puedes atreverte con algo más elaborado.

Un recogido bajo, con algún que otro mechón suelto, es el complemento perfecto para vestidos sencillos y pantalones de cintura alta. Evita los peinados elaborados en exceso y apuesta por la naturalidad y el efecto despeinado.

Mujer con rulos Atrévete con las ondas grandes

Un último consejo para acertar con el estilismo a la hora de asistir a una comunión es mantener siempre la armonía. Recuerda que el peinado siempre debe ir acorde al vestuario y el maquillaje acorde a ambos. Si optas por un peinado sofisticado, apuesta por un maquillaje sencillo. Si por el contrario tu look es menos elaborado, atrévete con una sobra de ojos o un tono de labios llamativo. Mezclar estilos está bien, pero sin caer en las estridencias.

Te puede interesar