Menú
Eliminar líquidos: cinco alimentos imprescindibles

SALUD Y BIENESTAR

Eliminar líquidos: cinco alimentos imprescindibles

La falta de actividad física y el consumo excesivo de sal son alguno de los influyentes en el drenaje de nuestro organismo.

Eliminar líquidos: cinco alimentos imprescindiblesEliminar líquidos: cinco alimentos imprescindibles
La retención de líquidos se produce cuando el organismo no elimina la suficiente agua de forma natural, tanto por el sudor como en forma de orina y en consecuencia, se acumula y se hinchan los tejidos blandos y cavidades de nuestro cuerpo. El líquido que se retiene fundamentalmente es el agua. Este agua está distribuida en tres grandes compartimientos:

Intracelular: la que se encuentra dentro de las células.

Intravascular: la que se encuentra dentro de los vasos sanguíneos.

Intersticial: la que se encuentra entre ambos, alrededor de las células.

En términos médicos, se denomina hidropesía o edema. Retener líquidos es uno de los problemas de salud más extendidos y que, en ocasiones, no resulta fácil de diagnosticar por el gran número de tejidos en los que se puede producir.

Causas y síntomas de la retención de líquidos

No es una enfermedad independiente sino que cursa con otros signos y síntomas de otras posibles enfermedades: cardiacas, renales, hepáticas, del aparato digestivo. También aparece en ciertas situaciones fisiológicas asociadas a cambios hormonales, como el embarazo, la menopausia o el síndrome premenstrual.

Otros factores influyentes en la falta de drenaje de nuestro organismo son la falta de actividad física, la toma de algunos medicamentos, el consumo excesivo de sal, la falta de alimentos frescos en la dieta, incluso factores climatológicos.

El consumo excesivo de sal influye en la falta de drenaje de nuestro organismoEl consumo excesivo de sal influye en la falta de drenaje de nuestro organismo

Estas acumulaciones suelen darse en la piernas, en el abdomen (ascitis) y en las manos, así como en la cara, especialmente en los ojos. Otros sitios en los que se puede retener líquidos son los tobillos y alrededor de los pulmones (derrame pleural). Un aumento de peso sin explicación aparente, tener hinchazón en las piernas y en los tobillos o aumentar el perímetro abdominal son indicadores de una posible retención de líquidos.

Alimentos: cuáles ayudan a no retener líquidos

La alimentación es un factor clave que puede ayudarnos tanto a eliminar líquidos de nuestro organismo como a evitar su retención y, aunque son muchos a los que podemos recurrir, comentaremos cinco de ellos por su especial acción diurética.

Melón: esta fruta de verano está llena de propiedades de las que nos podemos beneficiar. Es una de las frutas con mayor cantidad de agua en su composición, así como menor cantidad de calorías, lo que la hace ideal para mantener nuestro peso o incluirla en las dietas de adelgazamiento. Gracias a ese elevado contenido de agua, este alimento tiene propiedades diuréticas y depurativas, activando la función renal y funcionando como laxante, al mismo tiempo que rehidrata y revitaliza nuestro organismo con las vitaminas A, B6, B3 y C que contiene.

El melón es uno de los alimentos más recomendables, debido a sus propiedades diuréticas y depurativasEl melón es uno de los alimentos más recomendables, debido a sus propiedades diuréticas y depurativas

Plátano: es una de las frutas con más nutrientes que existen, junto con el aguacate. Aunque cuenta con una gran cantidad de calorías, apenas contiene grasas (y proteínas), siendo muy rico en azúcares y en diferentes minerales como magnesio, hierro y betacaroteno. Se encuentran las vitaminas del grupo B, ácido fólico, vitamina C, vitamina E y fibra, lo que le confiere propiedades antioxidantes.

Su capacidad depurativa viene de su bajo contenido en sodio y su alto contenido en potasio. Un exceso de sodio en la dieta rompe el equilibrio hídrico de nuestro organismo y el consumo de potasio ayuda a contrarrestar los niveles de sodio y a restaurar el equilibrio.

Alcachofa: uno de los alimentos depurativos y diuréticos por excelencia. Conocida por sus propiedades que mejoran la función hepática también se utiliza para reactivar el sistema digestivo y reducir el colesterol. Sus propiedades depurativas y diuréticas son debidas a su composición rica en potasio y magnesio que aumentan la diuresis.

El poder estimulante del té verde permite eliminar los líquidos retenidos en el cuerpoEl poder estimulante del té verde permite eliminar los líquidos retenidos en el cuerpo

Hinojo: esta hierba tiene un sabor similar al anís. En su composición se encuentran minerales como magnesio, hierro, calcio y potasio, lo que favorece la regulación de líquidos acumulados. De esta hierba se aprovechan los tallos, las semillas y el bulbo, siendo muy apreciada en la gastronomía, aunque destaca por sus aceites esenciales muy usados en la industria química.

Té verde: es la reina de las bebidas saludables: antioxidante, termogénico, rejuvenecedor, estimulante, reforzador del sistema inmune y diurético. Como principales componentes se encuentran la vitamina C, minerales como el cobre, el magnesio, el fósforo o el potasio, además de ciertos aminoácidos y flavonoides. Debido a su poder estimulante aumenta la diuresis ayudando a eliminar el líquido retenido en el cuerpo.

El té verde fue consumido durante milenios por la cultura oriental, sobre todo Japón y China, y se popularizó mundialmente hace algún tiempo debido a sus numerosos beneficios para la salud.

Otras recomendaciones

Si bien una correcta alimentación puede proporcionarnos bienestar y equilibrio en nuestro organismo, podemos ayudarlo y fortalecerlo, no sólo con la eliminación de los líquidos sino con la prevención, con tan sólo hacer unos pequeños gestos.

A la hora de eliminar líquidos es muy importante incluir el deporte en nuestra rutina de vidaA la hora de eliminar líquidos, es muy importante incluir el deporte en nuestra rutina de vida

Haz ejercicio: caminar, bailar, montar en bicicleta, nadar. Todas estas actividades ejercitan mucho las piernas lo que aumenta la actividad circulatoria de la sangre y aumenta la actividad renal.

Bebe agua: cuanto más bebas más ayuda a nuestro cuerpo a realizar la regulación de líquidos en el organismo.

Consume alimentos ricos en potasio: las frutas y las verduras son ricas en potasio. Se aconseja una ingestión diaria de unos 400 gr. de estos alimentos como mínimo, lo que equivaldría a unas 5 raciones diarias.

Es necesario que la ropa sea holgada y cómoda para que la circulación no se vea afectadaEs necesario que la ropa sea holgada y cómoda para que la circulación no se vea afectada

Sigue una dieta baja en sodio: de nuevo, son las frutas y verduras los alimentos con más bajo contenido en sodio, aunque algunas frutas como las manzanas, las peras o las cerezas son especialmente recomendadas. Cereales como el arroz o la avena, la patata o legumbres como la soja, tienen niveles bajos de sodio. También podemos recurrir a la leche o a sus derivados. Evita los productos procesados ya que son ricos en sal.

Hierbas, tus aliadas: el diente de león, la cola de caballo y la centella asiática nos ayudan con sus propiedades diuréticas. Tomarlas en infusiones es un complemento ideal en nuestra alimentación diaria.

Evita la ropa ajustada: al retener líquidos sentimos la opresión de la ropa sobre el cuerpo lo que no resulta agradable. Por ello la ropa deberá ser holgada y cómoda y así la circulación no se verá afectada.

Te puede interesar