Menú
Acaba con las rojeces con una mascarilla de miel y plátano

HIDRATACIÓN Y LUMINOSIDAD

Acaba con las rojeces con una mascarilla de miel y plátano

Da luminosidad y elimina las rojeces del rostro con esta mascarilla natural.

La miel aporta luminosidad al rostroLa miel aporta luminosidad al rostro

Seguro que más de una vez os habéis preguntado cómo atenuar esas rojeces de la cara que a veces aparecen normalmente a causa del viento, del frío o simplemente por tener una piel sensible.

En estos casos los remedios naturales pueden sernos de gran ayuda. Por eso, desde Bekia Belleza te contamos cómo con solo dos alimentos, que seguro que tenemos en casa, podemos preparar una sencilla mascarilla que además de atenuar las rojeces de la cara nos aportará luminosidad y a su vez una gran hidratación.

Para su elaboración necesitamos plátano y miel.

Lo primero que debemos hacer es coger un plátano. Es importante que sea maduro para que tenga más propiedades. En un recipiente como por ejemplo un cuenco, partiremos varias rodajas del plátano y las aplastaremos. Cuanto más maduro menos nos costará trabajar con él.

Cuando tengamos el plátano más o menos bien aplastado, añadiremos unas dos cucharitas de miel. La miel, como sabemos, se utiliza en numerosas mascarillas. Es un buen ingrediente que nos dará toada la luminosidad e hidratación que nuestra piel necesita.

El frío o el viento puede incrementar la aparición de rojecesEl frío o el viento puede incrementar la aparición de rojeces

Lo mezclaremos todo bien hasta obtener una masa que veamos que podemos aplicarnos sin problema. Cuando esté lista, sólo tenemos que envolver nuestra piel con el preparado. Debemos tener cuidado ya que esta mascarilla, al ser natural, no se adhiere demasiado bien. Podemos colocarnos bajo la cara una toalla para evitar descuidos indeseables.

Esperaremos aproximadamente 15 minutos y nos la retiraremos con agua tibia y un jabón adecuado para la cara. A continuación no olvides echarte tu crema hidratante habitual.

Esta mascarilla la podemos preparar sin problemas una o dos veces por semana sin que dañe nuestra piel.

Te puede interesar