Menú
Flequillo abierto: cortes de pelo

CAMBIO DE LOOK

Flequillo abierto: cortes de pelo

Analizamos cómo es el flequillo abierto, cómo sienta mejor y qué opinan de este corte los profesionales del estilismo y la peluquería.

¿Cuántas personas han soñado con lucir un peinado desestructurado y ligeramente descuidado al más puro estilo Alexa Chung? ¿En cuántas ocasiones el mundo se ha enamorado del eterno, sensual y glamuroso flequillo de Briggite Bardot? Si algo tienen en común los cortes de pelo de ambas es que apuestan por el flequillo abierto. ¡Y es que es sensacional!

El flequillo abierto es un tipo de flequillo recto y despuntado más largo de lo normal (por debajo de las cejas) que se peina realizando una ralla al medio para dividirlo en dos partes (de ahí su nombre) y lograr un efecto 'cortina'. Ángel Ostáriz, peluquero y estilista de 'celebrities' de la talla de Elsa Pataky o Marta Sánchez entre otras, confiesa a Bekia Belleza que prefiere denominarlo "flequillo versátil, ya que es un tipo de flequillo que ofrece muchas posibilidades y que "se puede peinar de distintas maneras además de con la raya en el centro".

Es un corte de pelo perfecto para aquellas que se inicien en esto del flequillo (y tengan miedo a verse raras con uno recto). También es ideal para las que hayan decidido deshacerse de él y deban dejarlo crecer hasta igualarlo con el resto del cabello. Desde Jean Louis David peluquerías explican que una de las técnicas para permitir que el flequillo crezca sin descuidar por ello nuestro peinado, y es precisamente "degradarlo cuando llegue a la altura de los ojos. Le dará movimiento y, además, ayudará a que se integre con el corte de pelo original, sea el que sea". Así, al restarle peso y 'darle forma' el flequillo no tapará los ojos y se verá igual de divino.

CÓMO REALIZAR EL CORTE DEL FLEQUILLO ABIERTO

Lo más importante de un flequillo abierto es que tenga la longitud adecuada y esté despuntado para lograr la forma de cortina sobre la frente. Sin embargo, según cuenta Ostáriz "no existe una manera única de realizar este corte. Depende de la forma exacta que queramos darle y del rostro de la persona. Lo que sí es cierto es que es un flequillo al que se le quita peso y para ello se utiliza en ocasiones incluso la maquinilla". En su peluquería utiliza a menudo un artilugio de plástico llamado 'facepro' que sirve para proteger el rostro de sus clientes cuando realiza el corte.

Aunque lo mejor es acudir a un profesional para lograr un buen corte, es cierto que en la red existen diversos blogs y tutoriales de belleza que explican cómo hacerlo en casa. A grandes rasgos, los pasos a seguir son: 

  • Seleccionar la parte del cabello que formará el flequillo: es un paso que conviene hacer con calma para no caer en desastres. Hay que tener en cuenta no coger mucho pelo para evitar el tan odiado flequillo grueso.
  • Peinar dividiendo en dos mechones dicha sección: esta técnica ayuda a cortar mejor el flequillo y divide en secciones el flequillo. Conviene hacerlo para obtener una posterior simetría.
  • Cortar: conviene realizar dos cortes diagonalmente (uno en cada lado) y, por último, descargar o despuntar ambas secciones. Con paciencia y algo de maña el resultado será sensacional.
  • Tips: un consejo que se debe tener muy en cuenta es mantener el corte, ya que el pelo crece una media de un centímetro al mes y es precisamente en el flequillo donde más se percibe el cambio de longitud y de forma. "El flequillo tiene que ser cuidado a menudo, repasarlo en la peluquería al menos cada dos meses" explica Laura Superbi, ayudante en París de Jean Louis David.

PEINADOS QUE PUEDEN LLEVAR FLEQUILLO ABIERTO

Se pueden hacer distintos tipos de peinado igual de favorecedores con este flequillo ya que ofrece muchas posibilidades. Sin embargo, Ostáriz lo recomienda especialmente con melenas largas y extralargas. "Es cierto que en longitudes midi da un aire bohemio-chic muy a la moda, pero personalmente me gusta más con el pelo largo". Estos son los cinco peinados más favorecedores:

  1. Pelo suelto: el flequillo versátil es perfecto para dar un toque diferente a una melena suelta y dulcificar las facciones. Es el favorito de Sara Carbonero.
  2. Semirecogido: se recoge una parte del cabello y se deja que el flequillo sea el protagonista. Una buena idea es hacer un tupé que empiece justo después del flequillo y peinar el resto del pelo ondulándolo ligeramente. Patricia Conde es una de las mejores embajadoras de esta opción.
  3. Moño: Paula Echevarría ha lucido en diversos eventos un moño acompañado de un 'falso flequillo abierto'. Sí, es posible. Las extensiones no sólo sirven para aportar longitud o volumen y belleza a la melena, sino que también son nuestras aliadas para lucir flequillo por un día. La actriz compartió el suyo en Instagram a través de un divertido video. Las hermanas Cruz o Elsa Pataky también han apostado por él.
  4. Trenza despeinada: se puede hacer una trenza en cualquiera de sus versiones (espiga, de lado, francesa...) y darle cierto aire desenfadado.
  5. De lado: si el flequillo abierto termina por cansar este es perfecto para cambiar de aire. Dada su longitud en cuestión de semanas se podrá hacer este peinado y a nadie le queda mejor que Olivia Wilde.
Te puede interesar