Menú
Empieza el otoño cuidando tu cabello

CUIDADO CABELLO

Empieza el otoño cuidando tu cabello

En el cambio de estación es muy común la caída del cabello, ya que éste se debilita y comienza su renovación capilar.

En el cambio de estación es muy común la caída del cabelloEn el cambio de estación es muy común la caída del cabello

Durante el cambio de estación es muy común la caída estacional del cabello, sobre todo al inicio y durante el otoño. El pelo se debilita y comienza su renovación capilar. De cada 100 pelos que tenemos, siempre hay un 12-15% en fase de recambio. Esta caída se alterna a lo largo del cuero cabelludo para evitar calvicies y transcurre 3-4 meses desde que el pelo muere, hasta que se cae. Por tanto, no se trataría de pérdida, si no, de renovación. Además, el cabello está expuesto a muchos factores externos como la temperatura y las condiciones climatológicas. Factores como las lluvias, el frío y la humedad, hacen que nuestro cabello se vuelva quebradizo. Además, influyen otros factores internos, como los cambios hormonales o la influencia genética. A pesar de ser algo común y menos preocupante de lo que parece, no deja de ser incómodo y alarmante para muchas personas, sobre todo si observamos la cantidad de pelo que aparece en nuestros desagües al ducharnos, en la almohada, en el cepillo, al tocarnos el pelo o incluso, en el suelo. Por tanto, qué podemos hacer para el cuidado nuestro cabello con la llegada del otoño:

Alimentación saludable y equilibrada para el cuidado del cabello

Una alimentación rica en nutrientes, vitaminas y minerales proporcionará a nuestro cabello el fortalecimiento que necesita. Así, una dieta diaria en la que abunden sobre todo los vegetales, las frutas, los productos integrales, las carnes y los lácteos favorecerá esta acción. Algunos alimentos que nos ayudarán a ello son: las espinacas, las zanahorias, el huevo, los frutos secos (ricos en minerales), las semillas de girasol, los antioxidantes, la levadura de cerveza, los vegetales verdes y el pescado (concretamente el salmón, rico en Omega-3). Además, se recomienda beber dos o tres tazas de té verde o blanco cada día para depurar tu cuerpo y cabello. También, disponemos en el mercado de complementos alimenticios.

Elige los productos adecuados para mantener una higiene saludable del cabelloElige los productos adecuados para mantener una higiene saludable del cabello

Hábitos saludables de higiene

- Elige un champú adecuado: es muy importante conocer el estado y las características de nuestro cabello. De este modo podremos elegir aquel producto que más se adapte a nuestras necesidades. Podemos realizarnos un estudio capilar e incluso, pedir consejo a nuestra peluquería habitual.

- El calor: el secador o las planchas del pelo son una amenaza para nuestro cabello. Lo queman, lo debilitan y contribuyen a su caída. Intenta en la medida de lo posible que tu pelo se seque al aire libre, utilizar unas buenas planchas y un producto protector del calor.

- Mima tu pelo: acude a la peluquería con regularidad, no esperes a estar al límite. El cuidado del pelo es tan importante como el de cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Es importante sanearlo regularmente.

- Productos para cuidar nuestro cabello: existen en el mercado ampollas reparadoras, mascarillas o champús especiales anti-caída. Las mascarillas debemos aplicarlas una o dos veces por semana y déjalo actuar sólo 20 minutos, cubriendo con una toalla para dejar que penetre. Un acondicionador revitalizador para todo tipo de cabellos hidrata, tonifica y proporciona una acción antioxidante natural además de proporcionar luminosidad, sobre todo en el otoño.

Fortalecer el crecimiento y la prevención del exceso de caída en otoño

Acciones como masajear el cuero cabelludo antes del lavado con sal marina o cepillarlo regularmente con peines de cedras naturales ayudarán a activar la circulación sanguínea de la zona y a prevenir su caída.

Aplica aceite de oliva y péinalo para que se fortalezcaAplica aceite de oliva y péinalo para que se fortalezca

Otros remedios naturales para fortalecer el cabello y favorecer su cuidado

- Añade un paquete de gelatina a tu champú y agítalo, aplícalo en el pelo y lava normalmente. Otra opción es aplicarlo como mascarilla disuelta en agua. En este caso aplícalo por todo el cabello y deja que se seque. Luego, lava el pelo con tu champú.

- Aceite de oliva: aplica sobre tu pelo en seco dos cucharadas de aceite de oliva y péinalo cuidadosamente. Luego, ponte un gorro de ducha para que se concentre el calor e intenta generar calor en la cabeza para que el aceite empape todo el pelo. Tras 10 minutos lava el pelo con tu champú habitual.

- Utiliza hierbas naturales para fortalecer, embellecer, nutrir y reparar tu pelo: flor de sauco, jitomate, algas, cacahuanache, cactus, henna (como tinte), aguacate, ciprés, romero, hiedra, jojoba, limón, manzanilla, papaya, aloe vera, tomillo y caléndula.

No dejarse llevar por los falsos mitos

Con el objetivo de cuidar nuestro cabello nos dejamos guiar por muchos de los mitos que circulan por la sociedad, sin comprobar su veracidad. Algunos de estos mitos son:

- Llevar sombrero perjudica las raíces de nuestro cabello y dificulta su crecimiento. Llevar gorro no perjudica la salud capilar, al contrario, en muchas ocasiones la protege.

- Si te quitas una cana, te salen 7. Este es un mito muy extendido, sin embargo, de cada folículo sale un pelo y de ese folículo no saldrán 7 pelos.

- Lavarse el pelo diariamente es perjudicial. Lo que es perjudicial son los productos que utilizamos con exceso de químicos. Cada pelo necesita su propia frecuencia de lavado.

Evitar situaciones de estrésEvitar situaciones de estrés

- La alopecia se resuelve con un champú anti-caída. Estos champús no son remedio mágico. En muchos casos la alopecia tiene un origen genético y en otros, una causa de salud que debe ser explorada y tratada.

- Todos los tintes dañan el cabello por igual. Esto es falso. Está claro que cualquier producto químico que apliquemos a nuestro cabello va a afectarle de alguna manera. Sin embargo, hay tintes más naturales que otros. Debemos informarnos con un especialista en materia.

Evitar situaciones de estrés y ansiedad

Para muchas personas, el cambio del verano al otoño viene acompañado de cambios vitales (iniciar estudios, un nuevo trabajo, una mudanza, el cambio de hábitos, el fin de las vacaciones, etc.), en definitiva, una serie de eventos que requieren adaptación. Esta situación puede generar estrés y aunque el estrés no es el causante directo de la caída de cabello, sí puede influir y acelerar su proceso. Por tanto, trata de tomarte la vida con más serenidad y organización, y busca actividades relajantes.

La caída en otoño del cabello es algo temporal, por tanto, en unas semanas todo volverá a la normalidad. Mientras, es importante seguir este tipo de recomendaciones para que nuestro cabello se mantenga sano, cuidado y fortalecido.

Te puede interesar