Menú
Dieta con calabaza: una verdura de otoño con grandes propiedades

DIETAS

Dieta con calabaza: una verdura de otoño con grandes propiedades

La calabaza es una verdura muy buena para evitar la retención de líquidos o el estreñimiento.

Calabaza, el vegetal del otoñoCalabaza, el vegetal del otoño

Llega el otoño, los días se vuelven más frío y los hábitos alimenticios empiezan a cambiar. Atrás quedaron los excesos del verano en forma de chiringuitos y helados y damos la bienvenida a nuevas recetas, muchas de ellas de cuchara, y a las comidas caseras. Esta temporada es un buen momento para plantearnos mejorar nuestra alimentación, incluso para ponernos a dieta. Estamos en el momento perfecto para hacerlo, porque los productos de temporada son de lo más deliciosos.

Es en este momento del año cuando podemos disfrutar de setas, castañas o calabazas, productos que el resto de las temporadas no son fáciles de encontrar. En Bekia nos centraremos precisamente en la calabaza, que da lugar a multitud de recetas. Se trata de un alimento rico y sano para nuestro cuerpo, ya que apenas contiene grasa.

Propiedades beneficiosas de la calabaza

Sus beneficios van más allá de ayudarnos a adelgazar, sino que entre sus propiedades se encuentran el ser un importante antioxidante y el hecho de contener carotenos. Esto convierte a la calabaza en un alimento que ayuda a inhibir el desarrollo del cáncer, impide el aumento de la próstata y, al igual que la zanahoria, con la que comparte ese vivo color anaranjado, es buena para la vista gracias a los betacarotenos.

La calabaza, multitud de propiedadesLa calabaza, multitud de propiedades
Este tipo de verdura actúa también como un importante antiinflamatorio, por lo que es recomendada su ingesta cuando se padecen enfermedades como la artritis. Su abundancia en fibra la convierte en un alimento recomendado para el estreñimiento. Y su ácido fólico hace que sea un producto excelente para mantener el corazón en buen estado.

Por si todo esto fuera poco ya os comentamos que la calabaza es un alimento perfecto para incluir en una dieta más saludable para nuestro cuerpo. ¿Cansado de comer siempre las mismas verduras? El otoño es una temporada estupenda para introducir en la alimentación la calabaza y con ella una infinita cantidad de recetas en las que se puede utilizar.

Alimento a incluir en la dieta

Ya comentamos como la calabaza está recomendada para aquellas personas que padecen estreñimiento y son esas propiedades las que la convierten en ideal para aquellos que tratan de perder algunos kilos. Es un alimento con una alta proporción de agua, lo que favorece la eliminación de líquidos. A ello se une el hecho de que tiene un aporte calórico muy pequeño. Por si esto fuera poco es un alimento saciante, por lo que no quedaréis con hambre después de las comidas.

Las preparaciones que se pueden hacer con calabaza son muchas y aunque es cierto que se puede usar en recetas dulces también es cierto que se puede incluir en multitud de platos que nos ayudarán a mantener la línea de nuestro cuerpo. Así entre los más habituales se encuentra el uso de la calabaza en cremas y purés de verduras.

Incluye la calabaza en tu dietaIncluye la calabaza en tu dieta

También puede prepararse la calabaza en sopa o asada, manteniendo todas sus propiedades y sin apenas aportar calorías a nuestro cuerpo. También se puede preparar en tortilla, en souflé o usarla como guarnición para la carne.

Dieta de la calabaza

Además de que la calabaza es un alimento recomendable para cualquier persona que está intentando perder unos kilos también cuenta con su propia dieta. Al igual que la dieta de la alcachofa, del pepino o de la cebolla esta se basa en que el alimento que le da nombre está muy presente en todos los menús.

Aún así la dieta de calabaza resulta bastante variada y encontramos este producto en la comida, cuando se prepará rellena con cebolla, pimiento, espinaca y queso gratinado en el horno; y la cena, cuando se opta por una sopa, media pechuga de pollo y una ensalada como guarnición.

Las otras tres comidas del día no incluyen la calabaza y se establecerían del siguiente modo. El desayuno consistiría en una taza de té verde con leche, un huevo duro y una tostada con queso y mermelada light. A media mañana se tomarían dos piezas de fruta o una gelatina sin azúcar y para la merienda un yogur desnatado.

Te puede interesar