Menú
Isabeli Fontana presenta 'Moschino Toy', rodeada de ositos y con un packaging inigualable

IMAGEN DE MARCA

Isabeli Fontana presenta 'Moschino Toy', rodeada de ositos y con un packaging inigualable

La top model ha posado para el objetivo de Steven Meisel como nunca antes la habíamos visto.

Isabeli Fontana para MoschinoIsabeli Fontana para Moschino

Cuando escuchamos la palabra Moschino ya estamos preparados para ver cualquier cosa. Sus colecciones de moda son de los más extravagantes e inspiradas en los conceptos más inesperados. Que si Bob Esponja, que si la comida rápida... Jeremy Scott, director creativo de la firma desde el pasado año 2013, no tiene límites.

Así lo ha vuelto a demostrar ahora con su primer perfume al frente de la firma, 'Moschino Toy', una fragancia especial con un packaging aún más especial. Y es que a simple vista, la fragancia no tiene ninguna pinta de ser un aroma normal, sino que más bien es un peluche que perfectamente podría formar parte de la decoración de una habitación de niños.

Sin embargo, hay una clara pista que nos avisa de que lo que estamos viendo no es ningún juguete: en la camiseta del peluche está escrito 'This is not a Moschino Toy', es decir 'Esto no es un juguete de Moschino'. Para descubrir la fragancia debemos -literalmente- decapitar al osito para poder llegar hasta el pulverizador, que se encuentra debajo.

La modelo brasileña Isabeli Fontana ha sido la elegida para protagonizar la campaña de Moschino, y lo hace adaptándose perfectamente a la esencia que piden la firma, la campaña y el perfume. El encargado de realizar las fotografías ha sido Steven Meisel, y en la imagen vemos a una seductora Isabeli con un ajustado vestido negro palabra de honor y toda una ristra de peluches -o fragancias- rodeándola en la parte del pecho mientras ella sujeta uno.

'Moschino Toy', la nueva fragancia de Moschino'Moschino Toy', la nueva fragancia de Moschino

¿A qué huele 'Moschino Toy'?

Se trata de un aroma unisex, floral y amaderado con acordes de bergamota fresca, violeta, lavanda y enebro. Su packaging, aparte del detalle del peluche, es como un auténtico juguete que encajaría ideal en alguna estantería de un centro comercial: cajita de plástico con la parte delantera de plástico con mensajes propios de un juguete normal.

Te puede interesar