Menú
'Atardecer', el nuevo manjar de la familia 'Aire Loewe'

FELICES 30 AÑOS

'Atardecer', el nuevo manjar de la familia 'Aire Loewe'

La casa española define su nuevo elixir como una fragancia para "mujeres hedonistas y seguras de sí mismas".

Loewe presenta su nueva fragancia 'Atardecer', dentro de la familia Aire LoewePerfume 'Atardecer', de Loewe

Los casi 70 años que llevan marcando la historia de la firma Loewe siempre han estado protagonizados -y seguro seguirán estándolo- por sus increíbles y memorables campañas. Rostros, líneas, diseños y, ahora, celebraciones por el trabajo bien hecho. Porque uno de sus aromas más representativos cumple años y la ocasión lo merece.

Una esencia que llegaba al mundo 30 años atrás y que, poco a poco, ha ido encontrando su lugar entre los tesoros más preciados del mercado: 'Aire Loewe'. Hasta tal punto que su presencia se ha hecho más que necesaria para muchas mujeres. Por ello, compartiendo relevancia con las renovaciones que le preceden, la serenidad y la paz han conseguido apoderarse de todos y cada uno de los sentidos de esta casa española para dar vida a un nuevo miembro de su familia aromática: 'Atardecer'.

'Atardecer', un viaje hacia la ensoñación

Y es que, sumergidos en un escenario donde la caída del sol logra trasladarnos a un viaje interior exento de problemas, el regreso de la delicadeza y la ensoñación vuelve a atrapar a esta última reliquia olfativa. Aunque no solo formará parte de las emociones que suscita, sino que su propia envoltura también quedará encerrada en una atmósfera de color dorado y amelocotonado.

La caída de sol toma protagonismo en 'Atardecer', aportando mucha libertad a quien lo porteEl nuevo 'Atardecer' de la firma Loewe

Una imagen que sigue conservando las curvas y las formas de su diseño original y que logra sumar años con la distinción aromática y también de color de su impecable elixir. Con todo ello, es imposible que el manjar que encierra este ovalado envase llegue a decepcionar a sus adeptas. Una amalgama que abre con notas de flor de naranjo, fruta de la pasión y bergamota y que termina por alcanzar un corazón impregnado de Ylang Ylang y jazmín Sambac. El descanso llegará con sus notas de salida, bañadas en matices de sándalo, vanilla y almizcle.

Te puede interesar