Menú
Consejos para evitar coger demasiado peso en el embarazo

CUIDARSE EN EL EMBARAZO

Consejos para evitar coger demasiado peso en el embarazo

Una de las cosas más temidas para las futuras mamás es coger demasiado peso durante los meses de gestación. ¿Cómo podemos evitar que la báscula se dispare?

Realiza ejercicios moderados para tener el peso que te correspondeRealiza ejercicios moderados para tener el peso que te corresponde

Durante el embarazo, aparte del propio peso que se coge al crecer el feto, es posible que las embarazadas cojan kilos de más durante su estado de gestación ya sea por la falta de ejercicio, el abuso de antojos que provoque una mala alimentación... Lo mejor para solucionar este problema de peso es acudir a nuestro ginecólogo y que nos informe de cuál es el peso idóneo que deberíamos tener en cada momento del embarazo y los posibles ejercicios que llevar a cabo para poder bajar kilos si fuera necesario.

Acudir a nuestro médico es algo realmente importante. A través de internet o de amigas podemos obtener consejos o trucos para poder controlar nuestro peso durante la gestación de nuestro futuro hijo. Pero tienes que coger esa información con mucho cuidado, ya que no todas las mujeres son iguales ya que los organismos se comportarán de forma distinta durante el embarazo y el peso variará entre unas y otras. Lo normal es que una mujer sume entre nueve y dieciocho kilos, poniendo ambas cifras como los límites, durante su embarazo. Nuestro médico nos irá indicando teniendo en cuenta nuestro Índice de Masa Corporal (IMC).

Las diferentes causas que pueden provocar incremento del peso incluyen, obviamente, el peso del bebé que vamos a tener, el aumento de nuestro pecho, la retención de líquidos, la placenta, el líquido amniótico y el aumento del volumen sanguíneo. Con estas debemos contar sí o sí, ya que van ligadas a cualquier estado de gestación. Las que están en nuestra mano para prevenir son aquellas que están relacionadas con nuestra alimentación.

La alimentación equilibrada, lejos de dietasLa alimentación equilibrada, lejos de dietas

No debemos confundir esto con la obligación de seguir una dieta estricta. Lo idóneo es seguir comiendo lo mismo, de una manera variada ya que esos nutrientes serán los que ayuden en la formación de nuestro hijo. Con lo que se debe tener cuidado es con los antojos. Estos no siempre son sanos, normalmente suele ser algo que no está incluido en nuestra dieta e implicará que, si se abusa de ellos, los kilos empiecen a subir por nuestra culpa. Para ello, debes controlarlos en la medida de lo posible consumiendo lo justo.

Consejos para llevar un embarazo sano sin coger más peso del necesario

- No hagas dietas. Cualquier variación en tu alimentación puede provocar que a tu bebé no le lleguen los suficientes nutrientes y eso provoque que la formación no sea la correcta. Si no tienes mucha hambre, uno de los trucos que puedes llevar a cabo es el de comer lo justo, pero varias veces al día, es decir, realizar las cinco comidas recomendadas para una jornada. Con esto conseguimos que nuestra alimentación no sea escasa y, si incluimos una gran variedad, favorecemos el crecimiento de nuestro hijo.

- Reduce el consumo de café y té. Una de las causas del aumento de peso en la gestación es la retención de líquidos, por ello deberemos tomar aquellos que sean más fáciles de eliminar. Para esto no hay trucos, el agua es la mejor solución. Bebe todo el agua que quieras porque, aparte de que estarás perfectamente hidratada, ésta se elimina fácilmente. Puedes sustituir la ingesta de agua por la de fruta, ya que te aportarán parecido.

- No te dejes llevar por los antojos. Estos son muy golosos y harán que te apetezcan aquellos alimentos que están fuera de lo que se considera una dieta equilibrada. Uno de los consejos que suelen dar es incluirlos dentro de una de las cinco comidas en una cantidad moderada. Por ejemplo, si tienes antojos de dulce, puedes comerte un bollo durante el desayuno porque será asimilado como nutriente.

Los antojos aumentarán tu pesoLos antojos aumentarán tu peso

- Haz ejercicio moderado. En tu estado no podrás hacer grandes esfuerzos así que lo más indicado es que salgas a pasear. Con esto conseguirás hacer ejercicio de una manera tranquila que no altere al feto, distraerte y bajar el sobrepeso que puedas tener. Una vida sedentaria sólo hará que los kilos vayan aumentando. Tampoco te excedas, bastará con tres veces por semana. Una recomendación que se incluye dentro de los consejo y que ofrece una variante es la natación, eso sí, siempre y cuando no vayas al final de tu embarazo ya que hay riesgos de infecciones.

- No piques entre horas. Si en una dieta normal está totalmente prohibido, si buscas no coger kilos de más durante tu embarazo es algo que debes tener en cuenta. En el caso de que no lo puedas evitar, algunos consejos que dan como trucos para engañar a tu estómago con alimentos que no impliquen una subida de peso incluyen fruta, yogur, queso fresco o zumo natural.

Te puede interesar