Menú
Tinte de pelo: consejos para decidir el color de tu cabello

TU TONO IDEAL

Tinte de pelo: consejos para decidir el color de tu cabello

Si estás dubitativo sobre qué color de tinte utilizar, toma nota, porque tenemos para ti todos los 'tips' que te serán útiles para decidir cómo será tu próximo 'look'.

Muchas personas, cuando deciden cambiar de 'look', tienen como primera idea modificar lo que es su cabello actual. Pueden hacerse una permanente, cortarse de forma dramática el pelo para acentuar la forma de su rostro... o elegir un color o tonalidad totalmente diferentes a su color natural. Muchas personas, tanto hombres como mujeres, optan por esta última opción, imaginando cómo serían si fuesen pelirrojas, y se preguntan si el cabello rubio realmente les podría favorecer.

Teñirse el pelo es muy comúnTeñirse el pelo es muy común

Teñirse el pelo es una idea perfecta para atreverse con algo nuevo y probar distintos estilos que nos permitirán averiguar de qué manera lucimos mejor. Pero es importante que, si has tomado la decisión de recurrir al tinte de cabello para lograr tu tan ansiado cambio de 'look', tengas en cuenta todos los consejos que ofrecen los expertos en peluquería.

Y estos expertos dividen sus indicaciones según el color de pelo que deseas.

Quiero tener el pelo castaño...

Así, si estás pensando en lucir una melena castaña, dependiendo del tipo de piel podrás optar por una tonalidad u otra.

De esta manera, si tu piel es clara pero con tonos rosados, elige un tono cenizo para tu pelo; muy por el contrario, si tu piel tiene tonos amarillos, opta por el castaño dorado o bien el color miel, dos opciones que favorecerán al máximo tu rostro.

El pelo castaño, una elección típicaEl pelo castaño, una elección típica

Muy por el contrario, si tu piel es morena el cabello castaño que mejor te sentará será sin lugar a dudas el que tenga tonos oscuros, con destellos dorados, en caramelo o en tono canela. Si tu tez es morena, puedes apostar por cualquier tipo de tinte oscuro, ya sea en negro o en cualquier tonalidad de castaño oscuro. No apuestes por el tinte claro si tu piel es oscura, porque no te favorecerá en absoluto; sin embargo, para darle un poco de vida a tu cabello oscuro, puedes optar por mechas en algún color tal como en pelirrojo. Le dará mucha alegría a tu 'look'.

Recuerda que si tu pelo natural es oscuro entonces no tendrás ningún problema a la hora de teñirte de un color semejante al que ya tienes. Sin embargo, si tu piel es clara pero quieres arriesgarte con un tinte oscuro, la página nos recomienda hacerlo siempre y cuando nuestro tinte de elección sea de un tono negro con reflejos en color ciruela, azul o violeta.

Si tienes piel clara, un tono de tinte en castaño, avellana o castaño cobrizo te quedará ideal, porque suavizará mucho el aspecto de tu rostro. Puedes probar con una tonalidad castaña si tu rostro es de color oliva. Además, si tus ojos son de color marrón oscuro, el tinte en color castaño te quedará muy bien.

¡Quiero ser rubia!

¿Cuántas de nosotras nos hemos preguntado si nos quedaría bien el pelo rubio? ¿Nos favorecerá tanto como a Britney Spears o a Paris Hilton? Si tu sueño siempre ha sido tener una melena dorada, recuerda que todo en esta vida es posible si te esfuerzas por conseguirlo, y si piensas en las consecuencias. Por supuesto, en este caso hay que tener cuidado de la tonalidad que vamos a elegir, porque es importante estar seguros de que vamos a salir favorecidos de esta elección porque, desgraciadamente, la opción rubia no está recomendada para todo tipo de personas.

En el caso de que tu pelo sea negro, o bien café oscuro, recuerda que el tinte rubio no va a lucir en absoluto natural en tu cabello. Por ello, es preferible que recurras a los reflejos dorados o de color miel. De esta manera, podrás aclarar tu pelo intentando al mismo tiempo que el resultado luzca natural.

El rubio, un color muy demandadoEl rubio, un color muy demandado

Pero, si tu piel es clara y tiene matices en rosa, estás de suerte porque puedes escoger tintes que ofrezcan un rubio algo más ceniza, en claro o champagne platinado. Si tu piel tiene matices en olivo, puedes probar con un rubio dorado, o bien con un tinte en color miel.

Si buscas un tinte rubio, puedes apostar por cualquier tipo de tonalidad siempre que tu pelo natural ya sea claro. Ten en cuenta que, si tu tono de piel es claro, puedes apostar por un tinte de tonalidad champagne, así como también de color arena. También puedes probar con un rubio ceniza, que le favorecerá mucho a tu rostro.

Yo quiero ser pelirroja...

La mayoría de las personas lucen el cabello castaño, negro o rubio, pues es menos común que alguien escoja ser pelirrojo. Extraña decisión, desde luego, porque este tipo de cabello es de lo más atrevido, sin llegar a ser arriesgado ya que es una opción muy favorecedora. Te contamos algunos 'tips' para lucir una melena pelirroja:

El rojo, un color muy atrevido para el cabelloEl rojo, un color muy atrevido para el cabello

Si tu piel es clara, opta por un tono rojo discreto y claro, o cálido. No escojas un pelirrojo muy fuerte. Por el contrario, si eres morena de piel, ten en cuenta que, si tu moreno es claro, puedes probar con tonos caoba o castaño-rojizo para tu tinte. Pero si tu piel morena tiende más a la tonalidad oliva, y es un moreno algo más oscuro, pide a tu peluquero un tinte en color vino o borgoña. ¡Te va a quedar fenomental!

Recuerda que, para elegir tu tinte de pelo, es imprescindible tener en cuenta no sólo tu color natural de cabello, sino también tu tono de piel y el color que llevan tus ojos. Si tu piel es oliva, un tinte rojo te quedará muy bien. Un tinte castaño rojizo te sentará muy bien si el color de tus ojos es claro. Un tinte rojizo también favorece a las personas con ojos en marrón oscuro.

Consejos para acertar con tu color de tinte

Tal y como te habrán advertido muchas personas, el color que encontrarás en la caja del tinte que compres, no va a ser exactamente el mismo tono que obtendrás si te tiñes con ese tinte, porque dependiendo del tono de tu cabello natural acabarías con un color u otro después de aplicarte el tinte. Imagínate acabar con el pelo totalmente anaranjado a causa de un tinte pelirrojo que no te ha quedado en absoluto pelirrojo... ¡hay que evitar este tipo de sorpresas desagradables!

El pelo morado también es posibleEl pelo morado también es posible

Y es posible evitarlas. De hecho, una manera muy eficaz para no acabar con el cabello de un color inesperado que no te gusta en absoluto, consiste en probar teñirte una sola mecha con el tinte adquirido y, sólo si te gusta el color de esa mecha, puedes proceder a teñirte todo el cabello con ese tinte.

Cambiar sólo dos tonos de tu cabello natural

Hay que advertir que pasar de un color de pelo oscuro a rubio es imposible con un tinte adquirido en una tienda porque es necesario que un profesional nos decolore el tono natural con el uso de peróxido, para luego aplicar el color de nuestros sueños.

De hecho, acabar con un cabello de color naranja cuando nos hemos aplicado un tinte pelirrojo no es en absoluto una broma, ni una exageración: si tu cabello es oscuro y te tiñes de un tono muy claro, el resultado será naranja o cobre. Por supuesto, este color no es en absoluto natural, ni está aunque sea relacionado el efecto deseado, y si tienes este tipo de 'accidentes' lo mejor es que acudas a un profesional, quien te indicará de qué manera solucionar este problema de belleza.

Sin embargo, si solamente optas por cambiar dos tonos de tu color natural, no tienes de qué preocuparte, porque el resultado lo más seguro es que sea tal y como te esperabas. Cuántos más cambios drásticos entre tu tono natural y el de tu tinte de elección, más arriesgado será el resultado, y más probabilidades de acabar como Pippi Calzaslargas.

Por supuesto, si quieres pasar de un castaño oscuro o negro, a un color clarito, y en vez de acudir a una peluquería prefieres teñirte en casa (una opción muy recurrida), lo preferible (y lo que muchas mujeres hacen) es cambiarte dos tonos de color, y más adelante seguir apostando por un tono más claro. De esta manera, cambiarás el color progresivamente hasta dar con el tono que buscas, y no te arriesgas a terminar con un color que nada tiene que ver con el tono que estás buscando para tu cabello.

Te puede interesar