Menú
Quemaduras con aceite: lo que nunca debes hacer
DESMONTANDO MITOS

Quemaduras con aceite: lo que nunca debes hacer

Hay muchos falsos mitos sobre cómo tratar una quemadura de aceite, te desmontamos algunos de ellos para que sepas cómo actuar.

Es posible que alguna vez en tu vida te hayas hecho una quemadura con aceite y si has tenido la fortuna de no saber aún lo que es este tipo de quemaduras, nunca está de más tener información sobre lo que nunca debes hacer en caso de que te hagas una. De este modo, si desafortunadamente alguna vez te haces una quemadura con aceite sabrás qué es lo que no debes hacer porque podría empeorar.

Si alguna vez has sentido el aguijón del aceite caliente en tu piel podrás saber cuánto duelen estas quemaduras y también que muchas de ellas son quemaduras menores. Cuando te ocurrió probablemente fuiste rápido a echarte agua fría o a ponerte hielo... Pero esto, no es buena idea hacerlo.

Antes de actuar deberás tener conciencia de la gravedad de la lesión y saber si se trata de una quemadura menor (que puedes tratar en casa) o si es una quemadura importante (y que necesitará atención médica). Una vez que sepas esto el resto es bastante sencillo.

Lo primero que deberás hacer es conocer la gravedad de la lesiónLo primero que deberás hacer es conocer la gravedad de la lesión

Lo que NUNCA debes hacer ante una quemadura de aceite

A continuación vas a encontrar una pequeña lista sobre las cosas que nunca debes hacer si te has hecho una quemadura de aceite y está grave, de esta manera evitarás que empeore o que el dolor se vuelva aún más intenso.

No uses hielo, ni agua con hielo, ni agua muy fría

Las quemaduras graves no deben ser tratadas con hielo ni agua fría, ya que esto podría dañar aún más el tejido de la piel. Lo mejor que puedes hacer es cubrir la quemadura con una toalla limpia y acudir a emergencias tan pronto como sea posible para que un médico valore el estado de tu quemadura.

No trates la herida con un chorro de agua

Quizá pienses que echar un chorro de agua directamente en la herida puede limpiarla o quizá disminuir el dolor. Pero la realidad es que necesitarás una toalla limpia y ligeramente humedecida, pero no dejes al descubierto la quemadura de aceite porque podrían introducirse bacterias en la herida y que se infectase.

Acude cuanto antes a que un profesional te evalúe la quemaduraAcude cuanto antes a que un profesional te evalúe la quemadura

No apliques ungüentos en la quemadura

Hay personas que piensan que si aplican mantequilla, ungüentos o aerosoles para las quemaduras la herida se curará antes y mejor, pero nada más lejos de la realidad. La mantequilla u otras sustancias pueden causar infecciones y si los pones será el médico quien deba retirarlo para evitar heridas mayores. Como tendrás que ir a urgencias de todos modos, es mejor que esperes a que un profesional la trate.

No quites la ropa que esté pegada a la piel

Si a causa de la quemadura se ha quedado ropa pegada a la piel, no trates de quitar esa piel muerta o con ampollas. Esto podría causar un mayor daño en la piel y crear heridas abiertas que sean susceptibles a una infección.

Si la quemadura es menor

Si te has hecho una quemadura de aceite pero la piel está intacta, entonces sí podrás aplicar agua fresca (pero no hielo ni tampoco agua fría), durante cinco minutos con un chorro de agua o sumergir la herida en agua limpia. Aunque lo ideal es aplicar una toalla limpia y húmeda.

Si la quemadura es menor puedes utilizar aloe vera una vez se haya enfriado la pielSi la quemadura es menor puedes utilizar aloe vera una vez se haya enfriado la piel

Cuando la piel se haya enfriado puedes aplicar una loción hidratante como el aloe vera para mejorar la herida, pero tendrás que proteger la herida de la presión y la fricción con un apósito limpio y seco, como una gasa estéril.

Acude a tu médico por si tuvieras que ponerte la vacuna contra el tétanos, ya que incluso las quemaduras menores pueden conducir a esta infección bacteriana tan peligrosa.

Normalmente las quemaduras menores suelen curarse sin tratamientos adicionales, pero si tu herida no se ha curado en dos semanas o tienes otros síntomas, entonces acude a tu médico. Y si la herida es grave, no esperes y ve inmediatamente a que un médico valore la herida.

Artículos recomendados

Comentarios