Menú
La ortodoncia invisible, la clave de la sonrisa de las princesas

SONRISA DE PRINCESA

La ortodoncia invisible, la clave de la sonrisa de las princesas

La Duquesa de Cambrigde y Doña Letizia se unen al club de las sonrisas perfectas, tan de moda últimamente.

Muchas son las caras conocidas que se retocan algo para estar siempre estupendas. Lo último para obtener un look perfecto es conseguir unos dientes blancos y alineados. Esta moda ha llegado a las casas reales y sus protagonistas son las mujeres.

El secreto mejor guardado de Kate Middleton para lucir esa resplandeciente dentadura es nada menos que una discreta ortodoncia llevada a cabo por un dentista francés que ha arreglado otras dentaduras de celebrities como las de John Galliano, o Kelly Brook.

El cambio en la dentadura de Kate Middleton desde 2007 hasta 2011El cambio en la dentadura de Kate Middleton desde 2007 hasta 2011

La noticia se ha publicado a través del periódico británico, Daily Mail, en el que se da a conocer que la mujer del Príncipe Guillermo ha recurrido a un conocido dentista francés, Didier Fillon, famoso por su innovadora técnica de 'micro rotaciones'. El tratamiento consiste en blanquear y enderezar uno a uno los dientes, por medio de unos aparatos colocados en la parte posterior de los mismos, de tal forma que el resultado final quede lo más natural posible.

El dentista francés, que aún no ha confirmado ni desmentido la noticia, asegura en su web que el tratamiento no tiene una fecha final concreta, sino que termina cuando el paciente se siente satisfecho con su sonrisa. ¿Cuándo creerá Kate que su sonrisa estará lo suficientemente perfecta?

La Princesa Letizia también

Pero Kate no es la única en esta afición por tenerlo todo bien colocado. Su caso nos recuerda al de Doña Letizia y su famoso corrector dental. La Princesa de Asturias optó por una ortodoncia importada de Estados Unidos de brackets estéticos invisibles que apenas se ven y no se tiñen con el café. Sin embargo, la prensa del corazón estuvo hábil y logró sacar a la luz su secreto mejor guardado con unas instantáneas.

¿Será este el síndrome de la princesa perfecta?

Te puede interesar