Menú
Rihanna, los 5 peores peinados de la camaleónica cantante

PELOS

Rihanna, los 5 peores peinados de la camaleónica cantante

Los cortes de pelo de Rihanna han dado casi tanto de que hablar como sus éxitos musicales.

 Rihanna en los MTV Video Music Awards 2012 Rihanna en los MTV Video Music Awards 2012
Si ni la mezcla de chandal y tacones o abrigo de visón pueden detener a la de Barbados de experimentar como ella quiera con su ropa, menos aún podrán detenerla a la hora de hacer en su cabeza lo que le dé la gana, y es que a lo largo de los años, la cantante ha cambiado más de estilo capilar que de 'single' en el número 1 de las listas de ventas. Sencillamente las normas no están hechas para ella.

Desde que alcanzó la fama en 2005 con el lanzamiento de 'Replay' hasta el día de hoy donde su último single 'Work' bate récords de permanencia en el numero 1 de las listas de venta, los cambios de looks de Rihanna han variado tanto de peinados como de estilo musical.

Con el privilegio indiscutible de que sus rasgos faciales, su tono de piel, el color de sus ojos, su sex appeal, su juventud y su personalidad rebelde, le permiten tener (casi) todos los estilos de corte y tono, Rihanna se ha transformado tantas veces que poco le queda por hacer a la camaleónica cantante. Ahora hacemos un repaso de sus cinco peores looks, ya que por muy guapa que sea, en ocasiones ni su belleza puede salvarla del desastre.

Rihanna en la presentación de su coleccion para River Island en 2014Rihanna en la presentación para River Island en 2014

Hachazo limpio

Corría el año 2014 cuando la cantante hacía sus primeras colaboraciones como diseñadora de moda. Se trataba de la presentación de la colección en la que trabajó junto a la firma River Island y para ello Rihanna optó por ponerse la peluca que había utilizado para su video musical 'What Now' y así nos dejó ella, preguntandonos si con semejante estilismo, 'ahora qué' pretendía vendernos como diseñadora.

Con los lados rapados, flequillo cortado con lo que parece ser que fue un hacha, con la coronilla disparada cual Piolín y una coletilla por detrás de pelo más largo, la cantante no estaba nada favorecida. Aunque el color favoreciera a su tono de piel, el corte imposible sumado al maquillaje escogido para la ocasión y los complementos resultaron totalmente excesivos.

 Rihanna en la red carpet de 'China: Through the looking glass' en 2015 en Nueva York Rihanna en 'China: Through the looking glass' en 2015

'Princess of China'

Pero si hubo una ocasión en la que la cantante quisó brillar como una estrella y se estrelló fue en la red carpet de 'China: Through the looking glass' en 2015 en Nueva York. No contenta con llevar una kilométrica capa de tres metros de largo de color amarillo chillón con un diseño chino e ir totalmente encorsetada, Rihanna decidió adornar su cabeza con una corona.

Por aquella epoca la cantante lucía una melena midi en color caoba. Hasta ahí, todo en orden. Pero si al estilismo le sumas el atuendo que escogió para la ocasión y la corona dorada con detalles en plata y flores carmín el resultado puede ser fatal. Mas aún si decides añadirle al ya imposible conjunto una gargantilla dorada y las cejas depiladas totalmente en horizontal por si acaso podía ir discreta. Si de algo no cabe duda, es que Robyn Rihanna Fenty hizo la entrada de la noche y no dejó a nadie indiferente.

Rihanna en los premios IHeartRadio Music en 2014Rihanna IHeartRadio Music en 2014

El lado oscuro

Aparición tras aparición, la barbadiense deja claro que los excesos no la intimidan, y que mejor llamar la atención por fallar que quedarse corta y pasar inadvertida.Y eso fue lo que debió de pensar cuando entró por la puerta de los premios IHeartRadio Music en 2014. A Rihanna los dos moñitos en la cabeza que puso de moda la polémica Miley Cyrus no le intimidaron en absoluto y decidió ponerse 20. Para rebelde ella, claro que si.

Con este total dark look Rihanna no podía estar menos favorecida. Quizá si solo hubiese optado por peinarse con los numerosos moñitos, o el maquillaje dark con labios en verde botella o las larguisimas pestañas postizas, o los gigantescos aros que lleva como pendientes, o puede que los collares y gargantillas hubiese funcionado. Solo quizá. Pero la suma de todo ello en un mismo look hace que la belleza de la cantante sea total y absolutamente camuflada por tanto adorno y solo se aprecie el mal gusto que la había apoderado esa mañana.

Rihanna en la ceremonia de apertura de la 'M$$ X WT' en 2015Apertura de la 'M$$ X WT' en 2015

Error Tropical

Otra de sus patadas a la clase y al mal gusto fue su aparición en la ceremonia de apertura de la 'M$$ X WT' en 2015. Nuevamente la cantante decidió tirar de hacha para cortar su flequillo como ya había hecho previamente el año anterior y una vez más, perdió la batalla con su peculiar tijera.

Si bien el color volvía a ser su único alidado en el peinado, el corte distaba mucho de favorecerle. Afortunadamente para ella, solo se trataba de una de sus tantas pelucas y el arreglo consistía en cambiarsela, y de paso, que se deshiciera urgentemente de ese gorro de pescador. No pega en absoluto con su conjunto , por muy caribeño que sea, y al combinarlo con el maquillaje en tonos rosas y su actitud solo le hacen parecer choni.

 ceremonia de los Grammy del año 2010Grammy del año 2010

El lago de los cisnes

Y para terminar con este repaso, volvemos al principio de los tiempos, en los que la cantante comenzaba a despuntar dejando claras sus intenciones de llamar de atención. Así fue como Rihanna se presentó en la ceremonia de los Grammy del año 2010. Con este look que también lució en varias ocasiones así como en el videoclip de 'Russian Roulette' que dio la vuelta al mundo.

Esta vez sin peluca, decolorado sobre su propio pelo en un rubio ceniza y lados rapados en los que conservaba su color natural. Look que podria haber tenido perdón de no haberle sumado, una vez más, demasiados adornos. Como fue el tupé que llega hasta el infinito y más allá ligeramente ladeado , con pestañas postizas exageradamente largas y el cuello alto de plumas y los pendientes de diamantes. Too much. Cuesta digerir tanta vaporosidad.

Te puede interesar