Menú
Disminuye el estrés y relaja tu rostro con un masaje Shiatsu

AUTOMASAJE

Disminuye el estrés y relaja tu rostro con un masaje Shiatsu

Si no tienes 'ayudante', puedes autodarte el masaje. Notarás el relax.

Masaje Shiatsu en la caraMasaje Shiatsu en la cara

Después de un día agotador de trabajo y actividad, nuestra cara está muy tensa. Además del cuidado habitual que realizas cada noche con tu ritual de limpieza diaria, el masaje Shiatsu es una de las mejores opciones por las que te puedes decantar para relajar tu rostro y disminuir el nivel de estrés.

Es más, aunque en un primer momento puedes pensar que el tratamiento está muy bien pero que te resulta difícil poder llevarlo a cabo, nada más lejos de la realidad. No hace falta ser un experto para poder hacer un masaje Shiatsu; de hecho puedes autodártelo.

Esta técnica japonesa que se lleva empleando durante miles de años tiene 365 puntos clave a lo largo de todo el cuerpo sobre los que hay que presionar con la yema de los dedos para relajar y desestresar el cuerpo, así como descargar energía y aliviar tensiones que causan ciertos dolores en zonas como cabeza, hombros y cuello.

Relaja tu rostro con un masaje ShiatsuRelaja tu rostro con un masaje Shiatsu

Masaje Shiatsu, paso a paso

Desde Bekia Belleza queremos centrarnos en el masaje Shiatsu en la zona del rostro, por lo que a continuación te damos las claves para que tú misma puedas en casa realizar este tratamiento que aliviará tu cara:

- Relajar los ojos: presiona unos segundos sobre el puente de la nariz para relajar toda la zona de los ojos; así como sobre la parte final de los párpados.

- Evitar las arrugas bajo los ojos: presiona bajo el lagrimal para evitar la aparición de esa antiestéticas arrugas en la zona de las ojeras.

- Arrrugas alrededor de la boca: presiona en primer lugar al mismo tiempo a ambos lados de los orificios de la nariz para después hacerlo tanto en el borde de la parte central del labio superior, como en la del labio inferior.

- Relajación general del rostro: y además de centrarnos en determinados puntos de nuestro rostro, podemos relajar toda la cabeza presionando sobre las sienes mientras hacemos movimientos circulares.

Te puede interesar