Menú
Parafina: qué es y para qué sirve
Parafina: qué es y para qué sirve
COMPUESTO HIDRATANTE

Parafina: qué es y para qué sirve

La parafina es un compuesto con propiedades altamente hidratantes, muy utilizado en tratamientos de belleza. Descubre qué es y para que sirve la parafina.

En los últimos años, es cada vez más frecuente el uso de parafina en tratamientos de belleza gracias a sus propiedades hidratantes. La propiedad hidratante es la más valorada de la parafina, aunque su uso está muy extendido a otros ámbitos, como por ejemplo al de la fisioterapia, donde se usa como agente terapéutico y calmante. Si todavía no has oído hablar de la parafina, a continuación te explicamos qué es y para qué sirve este compuesto.

¿Qué es la parafina?

La parafina fue descubierta por Carl Reichenbach en el siglo XIX, más concretamente en el año 1830. La parafina es principalmente una mezcla de hidrocarburos derivados del petróleo y del carbón, en menor cantidad. En las refinerías se destilan estos hidrocarburos a altas temperaturas obteniendo aceites pesados. Tras su enfriamiento a 0 grados la parafina se cristaliza y es separada mediante un proceso de filtración o centrifugación. Por último la parafina se purifica, para posteriormente mandar el producto resultante a los laboratorios para su uso en cosmética, aunque también se usa para tratar afecciones como dolores musculares, contracturas, artrosis o tendinitis, entre otros. Además, la parafina también se utiliza en la fabricación de velas o en la industria alimentaria.

La parafina no huele ni tampoco tiene sabor. Al ser una sustancia inodora, cuenta con la ventaja de se le puede añadir algún aroma para que su percepción sea más agradable. Como hemos dicho anteriormente su uso es muy frecuente en el sector de la estética por contener propiedades altamente hidratantes. La parafina se utiliza en estado líquido, pues su eficacia radica en el calor húmedo que transmite al cuerpo al estar fundida. La parafina se puede adquirir en gel o en bloques para su posterior calentamiento.

Utiliza la parafina ya que tiene propiedades hidratantes que siempre se agradecenUtiliza la parafina ya que tiene propiedades hidratantes que siempre se agradecen

¿Para qué sirve la parafina?

Son muchas las ventajas de la parafina, pero sin duda una de las más importantes es su poder hidratante y regenerador, por eso, es muy habitual su uso en el ámbito de la estética para aportar firmeza y suavidad a las pieles secas, agrietadas o descamadas. La mejor época para su aplicación coincide con los cambios bruscos de temperatura que hacen que la piel pierda líquidos más fácilmente, y tenga un aspecto castigado y deshidratado. Los tratamientos de parafina están especialmente indicados para pies y manos, aunque también se puede utilizar en muñecas, codos, hombros, tobillos, rodillas, muslos e incluso en el rostro, aunque es muy importante que el tratamiento de parafina como mascarilla facial te lo realice solo un profesional. Su alto poder hidratante se debe a que humecta la piel a niveles muy profundos. Además, la parafina genera una fina capa sobre la piel que evita la pérdida de líquidos, manteniendo la dermis suave e hidratada durante más tiempo. Muchos tratamientos de manicura y pedicura incluyen el uso de parafina por los beneficios mencionados anteriormente.

Otro uso de la parafina es para adelgazar. Y te preguntarás ¿cómo que para adelgazar? Sí, has leído bien, la parafina actúa quemando la grasa localizada en glúteos, abdomen, piernas o caderas a través del calor. Para realizar este tipo de tratamientos reductores, se aplica la parafina líquida a una temperatura cálida en la zona a tratar, realizando un masaje para activar la circulación. A continuación, se ponen sobre la zona unas mantas térmicas que estimulan la eliminación de toxinas y la transpiración. Posteriormente se procede a retirar la parafina para inmediatamente después aplicar frío y provocar una vasoconstricción. El tratamiento finaliza con la aplicación de una crema reductora.

Artículos recomendados

Comentarios