Menú
7 mascarillas caseras con glicerina para la piel
7 mascarillas caseras con glicerina para la piel
MASCARRILLAS DE GLICERINA

7 mascarillas caseras con glicerina para la piel

Te ofrecemos siete opciones para cuidar tu piel dependiendo del tipo que tengas lo que quieras conseguir al aplicarte una mascarilla.

La glicerina es un compuesto formado por ingredientes de origen vegetal. Su principal uso es la cosmética porque tiene propiedades humectantes así que es ideal para hidratar la piel y el cabello. Se puede utilizar para hacer mascarillas caseras económicas y muy efectivas. Lo único que debes tener en cuenta a la hora de prepararlas es que debes mezclar la glicerina con otros ingredientes, si la utilizases en su forma pura podría tener el efecto contrario al que buscas y dañar tu piel.

Elige el tipo de mascarilla según tu pielElige el tipo de mascarilla según tu piel

Los beneficios de la glicerina

Una de sus principales características es que es un producto humectante, ayuda a mantener unos niveles de hidratación adecuados. Por eso, también tiene propiedades antiedad. Contribuye a mantener la piel elástica y firme. También es un buen cicatrizante y permite cuidar de las pieles más sensibles.

Lo mismo ocurre con el cabello, la glicerina también supone una gran ayuda para mantenerlo bien hidratado. Aunque eso sí, debes tener cuidado en los climas más húmedos, sobre todo si vas a la playa, porque podría hacer que tu pelo se encrespe. Grandes propiedades por tanto que hay que aprovechar para cuidarnos: de ahí estas 7 mascarillas caseras con la glicerina como ingrediente principal para cuidar todo tipo de pieles.

1 Mascarilla para piel grasa con levadura y aceite de árbol de té

Beneficios: es tan suave que se puede utilizar a diario para conseguir una piel limpia y luminosa libre de impurezas. Te ayudará a combatir el acné.

Elaboración: vierte unas gotas de aceite de árbol de té en un bol y añádele una cucharada de levadura química en polvo y media de glicerina líquida. Remueve todo muy bien para que no queden grumos.

Usa agua tibia para la eliminaciónUsa agua tibia para la eliminación

Aplicación: extiende la mezcla por todo el rostro (asegúrate de que no tienes restos de maquillaje o cremas) con los dedos. Evita el contorno de ojos. Deja que repose durante unos 20 minutos. Después retírala con agua tibia y da un último aclarado con agua muy fría. Sécate con una toalla que solo utilices para el rostro o utiliza papel absorbente.

2 Mascarilla para piel mixta y grasa con avena

Beneficios: esta mascarilla combina una exfoliación ligera para retirar las células muertas y cerrar los poros dilatados con una hidratación que evitará la aparición de brillos.

Elaboración: mezcla en un bol de cristal dos cucharadas de avena en polvo, con una de glicerina líquida y unas gotas de agua de rosas. Remueve bien con una cuchara hasta que todos los ingredientes se integren y tengan una textura cremosa.

Aplicación: extiende la mascarilla por todo el rostro (previamente desmaquillado y libre de otros productos) y frota ligeramente de abajo hacia arriba. Evita el contorno de ojos. Deja que actúe durante 10 minutos. Después retírala con agua tibia y acaba enjuagándote por última vez con agua fría para cerrar los poros. Aplica una crema hidratante para finalizar.

Utiliza productos naturalesUtiliza productos naturales

3 Mascarilla para piel seca con plátano y miel

Beneficios: sentirás la piel mucho más flexible y con más luz. Las propiedades de estos tres ingredientes le darán a tu rostro el extra de hidratación que necesitaba.

Elaboración: tritura un plátano maduro y añádele una cucharada de miel y dos cucharadas de glicerina líquida. Mezcla todo muy bien, si ves que te cuesta incorporar los ingredientes utilizando una cuchara o un tenedor hazlo con el túrmix.

Aplicación: utilizando tus dedos (y después de haber lavado bien las manos y la cara) aplica la mascarilla suavemente. También puedes utilizar un pincel ancho y plano para esta tarea. Evita el contorno de ojos. Deja que repose durante 20 minutos y después retírala con abundante agua fría.

4 Mascarilla antimanchas con huevo y miel

Beneficios: esta mascarilla hará que las manchas de la piel producidas por el sol y el envejecimiento prematuro se aclaren. Eso sí, hay que ser constantes para que se noten los resultados.

Elaboración: utiliza un recipiente de cristal para mezclar tres yemas de huevo con una cucharadita de glicerina líquida y otra de miel. Remueve bien para que no queden grumos.

Ayúdate de algún utensilio para extenderla con facilidadAyúdate de algún utensilio para extenderla con facilidad

Aplicación: extiende la mascarilla sobre el rostro limpio. Puedes ayudarte de un pincel o hacerlo directamente con las manos. Evita el contorno de ojos. Deja que actúe durante 15 minutos y retírala con abundante agua fría.

5 Mascarilla antiarrugas con flor de Jamaica

Beneficios: especialmente indicada para aquellas pieles que necesiten un extra de hidratación. Ayuda a reducir las arrugas y calma la piel después de una exposición solar demasiado intensa.

Elaboración: cuece una taza de flor de Jamaica durante 6 minutos. Escúrrela bien y mézclala con medio vaso de leche entera, dos cucharadas de glicerina líquida y una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Aplicación: con cuidado de que la mezcla no entre en contacto con el contorno de ojos extiéndela por todo el rostro y deja que repose durante 20 minutos. Después, retira con agua fría y aplica tu crema antiarrugas habitual o si te has quemado con el sol, una capa fina de gel de aloe vera.

6 Mascarilla antipuntos negros de manzana

Beneficios: elimina los puntos negros o comedones de las zonas más afectadas (nariz y barbilla) sin resecar ni irritar la piel.

Protege tus ojos de la cremaProtege tus ojos de la crema

Elaboración: licua media manzana roja, con cáscara y sin pepitas. Añade una cucharadita de zumo de limón y otra de glicerina líquida. Si no tienes licuadora, tritura la manzana con el túrmix y cuélala para obtener su jugo. En este caso necesitarás la manzana entera.

Aplicación: extiende la mascarilla por todo el rostro si también tienes puntos negros en la frente o las mejillas, evitando siempre el contorno de ojos. Si no, limítate a las zonas en las que los suelas tener como pueden ser la nariz y la barbilla. Deja reposar durante 10 minutos y después retira con agua tibia y acaba aclarando con agua muy fría.

7 Mascarilla para cerrar los poros

Beneficios: una vez que tengas los poros limpios o si no se te ensucian pero están demasiado dilatados utiliza esta preparación para cerrarlos. Así tu piel tendrá un aspecto mucho más liso.

Elaboración: trocea medio pepino con cáscara e introdúcelo en la licuadora junto con una cucharada de leche en polvo y la clara de un huevo. Después, mezcla todo bien con una cucharadita de glicerina líquida.

Aplicación: reparte la mezcla de forma homogénea por las zonas en las que tus poros se vean más dilatados evitando el contorno de ojos. Deja que se seque, tendrán que transcurrir unos 30 o 40 minutos. Retira la mezcla con agua fría. Debes repetir el proceso unas tres veces por semana para que sea efectivo.

Artículos recomendados

Comentarios