Menú
Mirada brillante: apuesta por los ojos glitter
Mirada brillante: apuesta por los ojos glitter
ATREVIDO Y SALVAJE

Mirada brillante: apuesta por los ojos glitter

Apuesta por un maquillaje atrevido y muy salvaje, prueba los ojos glitter. Utiliza colores fuertes y triunfa con un rostro natural y bonito.

Este es un tipo de maquillaje para ojos atrevidos y muy salvajes, por lo que será mejor utilizarlo de manera puntual y en las ocasiones que lo requieran, como algunas fiestas y en las cenas o reuniones más informales. Para ello, te traemos algunos trucos con los que podrás aplicarte este tipo de sombras de manera más fácil.

Juego de colores

Para este tipo de maquillajes atrevidos, es bueno añadir colorido a los ojos para conseguir reunir dos tendencias de temporada: el efecto glitter y las tonalidades propias de la primavera. Atreverse con los amarillos, los verdes y los rosas será el acierto para estas fechas. Hay que ir con cuidado con estos efectos coloridos, ya que pueden quedar muy exagerados, por lo que debemos encontrar el punto exacto entre la tonalidad, la forma de nuestro ojo y el efecto glitter que mejor nos quede.

Este tipo de maquillaje, al contrario que pasa con las sombras normales, es mejor aplicarlas con las yemas de los dedos. Al ser un material más cremoso y pegajoso, las brochas no lo extenderían de igual manera. En cambio, la purpurina, si hablamos de aplicarla aparte, podemos hacerlo mediante pinceles que reservaremos para este cosmético, así no dejaremos restos en otros utensilios.

Añade colorido a tus ojos para conseguir un efecto glitter y las tonalidades de la primaveraAñade colorido a tus ojos para conseguir un efecto glitter y las tonalidades de la primavera

Los acabados en dorado para los looks más naturales y sencillos. Para ello debemos aplicar un delineado grueso con este color en forma de ojo de gato sobre el párpado superior. El resto del maquillaje es mejor aplicarlo en tonos tierra y empolvados, con unas pestañas que tengan poca máscara negra y unos labios glossy sin demasiado grosor. En este tipo de modelado podríamos incluir el blanco o el gris perlado, que darían un toque más sencillo incluso para el día.

Los azules y los grises pueden servir de ayuda para crear unos acabados más sofisticados, tanto de día como de noche. Con ellos podemos rematar el resto de la cara con un maquillaje natural. También es un acierto mezclar estos acabados con sombras más opacas, como el negro o el gris oscuro a modo de base en los contornos del ojo o en contraposición unos de otros: grises y azules glitter en la zona superior, mientras que las sombras opacas se pueden quedar para las pestañas inferiores en efecto ahumado.

Los efectos en dualidad de colores pueden ser la estrategia perfecta de un maquillaje único. Este efecto requiere de algo más de práctica, ya que hay que definir bien cada parte, porque con los ahumados o difuminados del glitter acabaríamos por destacar solo uno de los dos colores o formar uno nuevo. La técnica es la clave para cualquier forma o efecto que queramos conseguir, al fin y al cabo.

Cara lavada

Atreverse para la noche con el conjunto entre labios y ojos. Utilizando los mismos tonos, podemos jugar al doble o nada con el mismo efecto. Es algo más arriesgado, por lo que no se recomienda acompañar con una base pesada ni coloretes rosas, sino utilizar polvos terrosos que no resten naturalidad y la apariencia de piel limpia.

Podemos dar el efecto glitter solo en las pestañas inferiores, tanto cuando delineamos con el lápiz de ojos como aplicar color en las pestañas. En la zona del párpado móvil deberíamos dar profundidad y agrandar a la vez la mirada, para que no se nos queden unos ojos demasiado rasgados o pequeños.

Es recomendable utilizar una base suave y coloretes rosas para acompañar a los ojos y labios coloridosEs recomendable utilizar una base suave y coloretes rosas para acompañar a los ojos y labios coloridos

Esto se consigue mediante el uso de varias sombras suaves, como el blanco o el dorado, junto con tonos marrones claros o violetas suaves respectivamente. La tonalidad de la profundidad se define según el tipo de piel de cada uno, por lo que la primera opción es para las claras, mientras que la segunda es para más oscuras.

Por otro lado, para las más clásicas, podemos aplicar suaves toques de purpurina sobre el párpado móvil de manera que quede el ojo un poco más llamativo, así como menos cantidad y de forma sutil sobre la zona inferior del ojo. De esta manera conseguimos el mismo efecto glitter, pero con las sombras y los colores que tengamos por casa.

Trucos para principiantes

El efecto que crea un maquillaje con sombras glitter es muy exagerado al principio, por lo que habrá que ir probando distintos acabados, así como los colores y las técnicas que emplearemos para pintar nuestros ojos. Dependiendo de la finalidad que busquemos y de nuestros propios rasgos, esta nueva tendencia puede ser nuestro distintivo en diferentes situaciones.

Para que no quede todo con un acabado excesivo, es mejor si aplicamos primero una base que no sea muy pesada. Con cremas líquidas y tonos suaves, pondremos un fondo que quede natural con ayuda de una brocha para ello. Recuerda que este no es un maquillaje como el que utilizas de manera diaria, así que necesitamos que todo esté muy simplificado y que se note lo menos posible.

Habrá que ir probando distintos acabados para conseguir unas sombras glitter adecuadas a tus rasgosHabrá que ir probando distintos acabados para conseguir unas sombras glitter adecuadas a tus rasgos

A continuación, pondremos los polvos de sol para dar más movimiento y definir nuestros rasgos mejor, eso sí, de manera simple: pómulos, frente y barbilla. Así nos evitaremos que se remarquen mucho ciertas zonas, siempre y cuando usemos el color tierra que más se asemeje al nuestro, ya que es solo para dar profundidad.

Tras extender las dos primeras partes del maquillaje, seguiremos preparando el rostro. Para ello dejaremos que nuestro blush adquiera una tonalidad menos rosada. Los pómulos deben aparecer un poco sonrosados, aunque mejor si no nos pasamos con el color y apostamos por ciertos acabados tierra que aportarán más naturalidad.

Finalmente, nos centraremos en los labios. Estos deben estar bajo un efecto gloss suave. Para conseguir esto será mejor si utilizamos uno transparente o que tenga un tono rosado en acabado empolvado, muy discreto y que dé la apariencia de aspecto aniñado y delicado, porque la fuerza ya la pondremos en los ojos.

También son importantes las cejas bien perfiladas y rellenadas con color, para que no queden ni muy finas ni muy gruesas, ya que la atención se centrará en los ojos y esta parte destaca mucho. Podemos pintar las cejas y acompañar al resto de las sombras pintadas en efecto glitter con los geles y peines especiales. Pude ser a juego o como apoyo de brillo y color.

Es conveniente utilizar una base previa en los ojos antes de poner este tipo de maquillaje. De esta manera, se crea un efecto de color así como un juego de luces y sombras que ayudarán a definir el ojo. Por lo tanto, no cuenta solo el efecto glitter, sino todo el conjunto.

Artículos recomendados

Comentarios