Menú
Cómo maquillarte las ojeras cuando estás morena
Cómo maquillarte las ojeras cuando estás morena
TODOS LOS TIPS

Cómo maquillarte las ojeras cuando estás morena

Después del verano tu tono de piel habrá cambiado y por tanto, debes buscar un tono de maquillaje distinto al que utilizabas antes.

En verano es normal que tu tono de piel se broncee si vas a la playa o a la piscina a menudo o bien lo haga solamente de forma ligera si no te gusta tomar el sol, pero de andar solamente por la calle. Entonces tu tono de piel no será el mismo de siempre, sino que será más o menos oscuro al habitual en función de las horas que hayas tomado el sol.

Tomar el sol con la protección solar adecuada te ayudará a proteger tu piel, especialmente la del rostro, y a evitar que te salgan manchas o pecas causadas por la excesiva exposición solar en la cara, sobre todo cerca de la zona de los ojos. Así pues, no olvides ponerte siempre protección solar en el rostro, aunque sea solamente para andar por la calle en verano, puesto que el sol es más fuerte y puede causarte quemaduras, manchas o arrugas en la piel tras su larga exposición.

Como tu tono de piel habrá cambiado, es normal que debas buscar un tono de maquillaje distintoComo tu tono de piel habrá cambiado, es normal que debas buscar un tono de maquillaje distinto

Como tu tono de piel habrá cambiado, es normal que debas buscar un tono de maquillaje distinto al que utilizas durante el resto del año, ya que estarás más morena. Pero esto no implica solamente buscar una base de maquillaje de un tono más oscuro, sino que todos tus diferentes productos de maquillaje deberán ser de un tono diferente al que utilizas normalmente. Existen zonas más difíciles de maquillar, como suelen ser las ojeras, que necesitan que los productos sean los adecuados a tu tono de piel y que la técnica que se utiliza para aplicarlos sea la idónea, si no queremos conseguir otros resultados que no sean contrarios a los que esperamos.

Descubre cómo maquillarte las ojeras cuando estás morena y consigue disimular esta zona más oscura debajo de los ojos para conseguir un look fresco y natural este verano, para cualquier ocasión, tanto de día como de noche.

El tono adecuado es esencial

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de maquillarnos las ojeras en verano es que todo nuestro maquillaje debe ser del tono que se adapte a nuestro bronceado. Es verdad que la cara es una de las partes del cuerpo más difíciles de broncear, porque nos la solemos cubrir cuando nos da el sol y es más complicado que la expongamos en la playa o en la piscina, comparado con otras partes del cuerpo que se broncean con más facilidad, como los brazos o los hombros.

Así pues, aunque nuestra cara no esté tan morena como el resto de nuestro cuerpo lo que debemos tener en cuenta es que tanto la base de maquillaje, como el producto que nos aplicaremos en la zona de las ojeras deben ser del mismo tono que el bronceado de nuestro rostro. Posteriormente podremos aplicarnos unos polvos bronceadores encima para que nuestro rostro coja un tono bronceado más parecido al de nuestros brazos, hombros y cuello, pero es esencial que la base y el corrector de ojeras sean del mismo tono que el bronceado del rostro.

Esto es así porque solamente podremos conseguir difuminar y disimular las ojeras si el corrector y la base son del mismo tono que la piel de nuestro rostro. A veces nos será complicado encontrar el tono de maquillaje adecuada a nuestro bronceado, ya que puede que solamente hayamos ganado medio tono. En estas ocasiones tenemos la opción de buscar otra base de maquillaje o corrector de ojeras que se adapte a nuestro bronceado o bien comprar un tono más y mezclarlo con el que ya tenemos, con la técnica del whisking, de manera que consigamos crear el tono adecuado para el bronceado de nuestro rostro.

El color del corrector que nos apliquemos no debe de ser demasiado claroEl color del corrector que nos apliquemos no debe de ser demasiado claro

Si utilizas un corrector de ojeras de color salmón, de la paleta de correctores de colores (como por ejemplo el verde se utiliza para las rojeces), deberemos tener en cuenta que se debe cubrir y difuminar bien con una base de maquillaje líquida o en mouse, de modo que quede bien disimulado el color salmón y nos ayude a crear el efecto iluminador adecuado para tapar la ojera más oscura.

Recuerda que no debe ser demasiado claro el color que nos apliquemos en la ojera, de lo contrario hará que resalte todavía más y en lugar de disimularla para hacerla menos notable lo que conseguiremos es que todavía sea más visible, sobre todo de noche si nos hacen fotos con flash o vamos a un bar o a una discoteca con diferente iluminación.

Una buena técnica para resultados excelentes

Al igual que encontrar el tono de maquillaje o de corrector de ojeras adecuado para cubrirlas cuando estás morena es clave, también lo es cómo te vas a aplicar estos productos en la cara y cerca de los ojos para conseguir los resultados deseados.

Así pues, recuerda que para disimular una ojera marcada, es decir, donde la piel de la zona debajo del ojo se ve más oscura que la del resto del rostro, deberemos aplicar el corrector en forma de V y no solamente encima de la ojera. De este modo estaremos difuminándolo bien y consiguiendo que esa zona más oscura quede bien difuminada con aquella que no lo es tanto, de modo que consigamos un mismo tono y podamos hacer la ojera menos visible.

En el caso de que te apliques una base de maquillaje encima, recuerda que deberá ser de un tono similar, en el caso de que no sea de una paleta de correctores de colores, y que deberemos aplicarla de modo que de nuevo quede unificado el color del rostro con aquel más oscuro de la ojera.

Al igual que encontrar el tono de maquillaje adecuado para cubrirlas cuando estás morena es clave, también lo es cómo te vas a aplicar estos productosAl igual que encontrar el tono de maquillaje adecuado para cubrirlas cuando estás morena es clave, también lo es cómo te vas a aplicar estos productos

Por lo tanto, buscaremos unificar el tono bronceado que tenemos ahora en el rostro, no con el cuerpo, sino con el tono natural de nuestra piel. Una vez hayamos unificado el tono y disimulado las ojeras podremos ponernos polvos bronceadores encima, de forma moderada y con la técnica del contouring si nos apetece, con tal de conseguir un tono bronceado similar al de nuestro pecho o nuestros brazos, pero siempre con mesura.

Recuerda que un tono demasiado claro para tus ojeras, aunque lo difumines con tu base de maquillaje del tono adecuado a tu bronceado, puede que sea visible y haga que la zona de debajo de tus ojos resalte más, haciendo las ojeras todavía más visibles. Si tienes dudas a la hora de conseguir el maquillaje adecuado para tu tono de piel en verano, que puede incluso broncearse más a lo largo de los meses, no dudes en consultar con un especialista en tu tienda habitual.

Artículos recomendados

Comentarios