Menú
Remedios caseros para la forunculosis
Remedios caseros para la forunculosis
REMEDIOS

Remedios caseros para la forunculosis

Ya puedes saber como puedes evitar e incluso quitar la forunculosis tan fácil y sencillo que podrás hacerlo desde casa con estos remedios.

La forunculosis es una infección bacteriana en la piel, dermatológica, que está formada por un conjunto de forúnculos. Esos forúnculos suelen aparecer cuando se infectan los folículos pilosos y tienen forma de grano con pus. Primero comienzan como un grano rojo que duele un poco, pero según avanza la infección, también se intensifica el dolor y la inflamación, por lo que va cogiendo mayor tamaño.

Son unas lesiones muy comunes que además pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Sin embargo, la forunculosis es más frecuente en la zona de las axilas, los glúteos, las ingles, la entrepierna y los hombros. Las causas más comunes que provocan la forunculosis son una mala higiene, una mala alimentación, una intoxicación de la sangre o la diabetes. Existen muchos remedios caseros para tratar esta infección, por lo que desde Bekia te vamos a contar cuáles son los trucos más efectivos.

La forunculosis es frencuente en la zona de las axilasLa forunculosis es frencuente en la zona de las axilas

La cúrcuma

El primero de los remedios que te vamos a contar para curar la forunculosis es la cúrcuma. Se trata de una especia que actúa como un antiinflamatorio y un antibacteriano natural. Casi podríamos decir que tiene propiedades milagrosas y tú mismo lo descubrirás cuando la ingieras.

Por tanto, este es uno de los trucos y, para prepararlo no tendrás que hacer gran cosa. Lo primero que puedes hacer es calentar una taza de agua, casi hirviendo, y añadir una cucharadita de cúrcuma. Tómala tres veces al día, no hace falta que entera. También puedes añadirla en la leche si te resulta más agradable.

El primer remedio casero es la cúrcuma, gracias a sus propiedades milagrosas actúa como antiinflamatorioEl primer remedio casero es la cúrcuma, gracias a sus propiedades milagrosas actúa como antiinflamatorio

El carbón

Lo que necesitamos para otro de los trucos, es el carbón activado. Una de las aplicaciones que tiene en el uso médico es que se utiliza como absorbente. El carbón activado es capaz de atrapar muchos compuestos químicos y también muchos compuestos orgánicos, los que provienen de organismos vivos.

El carbón activado se obtiene después de someterlo a vapor de agua y a oxígeno. Pero después, tú tendrás que mezclar ese polvo de carbón con agua. Así, obtendrás una pasta que se convertirá en otro de los remedios caseros que te proponemos. Con esta pasta tendrás que cubrir la zona en la que está la forunculosis, ya que va a extraer el calor y el pus de un forúnculo. Déjalo un par de horas y repítalo si es necesario hasta que absorba todo el pus.

La patata

Las patatas también son utilizadas para curar algunos problemas de la piel, ya que son ricas en taninos, flavonoides y alcaloides que los hacen beneficiosa para la piel. Además, tiene propiedades alcalinas y valor antiséptico y algunas antiinflamatorias, lo que la convierte en otro de los remedios caseros y trucos para curar los forúnculos.

Para prepararlo solo tienes que pelar la patata y cortarla en rodajas. La pondremos sobre el forúnculo y la frotaremos suavemente. La dejamos encima actuando durante 15 o 20 minutos. Lo repetiremos unas dos o tres veces al día hasta que desaparezca el problema.

La patata es rica en taninos, flavonoides y alcaloides que lo hacen beneficiosa para la pielLa patata es rica en taninos, flavonoides y alcaloides que lo hacen beneficiosa para la piel

Con cebolla y con ajo

Otro de los alimentos claves para eliminar las infecciones bacterianas son la cebolla y el ajo. Por tanto, a base de estos dos productos podemos elaborar otro de los remedios caseros o trucos contra la forunculosis.

Para ello, podemos pelar un ajo y cortarlo por un extremo. En un vaso lo apretamos fuertemente hasta que consigamos exprimir su jugo. Ese líquido del ajo lo aplicamos directamente con una gasa sobre el punto rojo que va a derivar en un forúnculo. Lo repetimos un par de veces al día y así evitaremos que esa infección avance y se llegue a formar el pus.

Sin embargo, si ya se ha creado el pus, ya está más avanzado, lo que vamos a utilizar es la cebolla. También tendremos que cortar una rebanada de la cebolla y aplicarla sobre la zona de la forunculosis. Notarás como el pus desaparece por completo ya que tiene gran poder de succión y una acción antiinflamatoria y antimicrobiana.

El líquido de ajo y la cebolla lo aplicamos en la infección un par de veces al díaEl líquido de ajo y la cebolla lo aplicamos en la infección un par de veces al día

Comino negro

Otro potente antibacteriano, antiinflamatorio, antimicrobiano y con propiedades antisépticas es el comino, una planta que se va a convertir en otro de los remedios caseros para tratar la forunculosis. Se utiliza con fines medicinales en países de oriente medio porque combate las infecciones.

Para elaborarlo no tienes que hacer más que moler un puñado de semillas de comino negro en un poco de agua. Verás como se va formando una pasta, que debe quedar fina y espesa para poder aplicarla sobre los forúnculos. Ve aplicando cuando se seque y se rompa porque así drenará el pus mucho mejor. Después de quitar la pasta limpia bien la zona con agua.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es otro producto que se utiliza en varias ocasiones para tratar problemas relacionados con la piel como la psoriasis por ser tener también propiedades antimicrobianas. Su aceite puede ayudarte a hacer desparecer la infección y además a aliviar el dolor.

Para aplicarlo, lo primero que debes hacer es lavar la zona de la forunculosis y la zona de alrededor. Después aplicaremos unas gotas de aceite de árbol de té sobre el forúnculo y frotaremos en esa zona afectada suavemente. Se puede aplicar sobre la piel sin diluir, pero si te resulta un poco agresivo, mézclalo con algo de agua. Repítelo 4 veces al día para curar la infección. Después de aplicarlo, lávate las manos con abundante agua.

El aceita de árbol de té se puede aplicar en la piel sin diluir aunque también lo puedes mezclar con un poco de aguaEl aceita de árbol de té se puede aplicar en la piel sin diluir aunque también lo puedes mezclar con un poco de agua

Compresas calientes

El último de los remedios caseros que te vamos a proponer tiene que ver con baños o compresas de agua calientes. Este es uno de los trucos que funciona ya que al estar caliente, el forúnculo se ablanda y acelera el proceso de estallarse y que salga el pus.

Este es uno de los remedios caseros que es muy fácil de preparar. Solo tienes que sumergir el paño limpio, esto es muy importante para no aumentar la infección, en un cazo de agua tibia. A esa agua añádelo sal porque mejora que el forúnculo madure más rápido. Una vez que la compresa esté bien empapada de agua con sal colócalo sobre la zona de la forunculosis alrededor de 10 minutos. Repítelo varias veces al día y cuando veas que está muy blando, puedes estallar el pus para que salga y después limpia muy bien la zona. Atención, no utilices el mismo paño de una vez a otra sin lavarlo antes, ya que se queda en él la infección.

Artículos recomendados

Comentarios