Menú
Dieta para evitar las piernas hinchadas en verano
Dieta para evitar las piernas hinchadas en verano
HINCHAZÓN

Dieta para evitar las piernas hinchadas en verano

Durante el verano es común que las mujeres tengan las piernas más hinchadas por la retención de líquidos. Estos son los alimentos perfectos para evitarlo.

Antes del verano es importante prevenir contra el calor, al igual que tendemos a prepararnos para empezar con las conocidas 'dieta milagro' y recuperar la forma deseada. Pero, además del vientre, hay otras extremidades como los brazos y las piernas que también sufre y que nos gustaría ver en forma. Por eso te aconsejamos seguir un hábito de vida más saludable, moviéndote y comiendo bien.  

 

Combate abierto contra la celulitis

 

Dieta para evitar la aparición de la celulitis o de varices, debido a piernas cansadas y la retención de líquidos tan comunes. Estas dolencias son las más comunes, siendo la celulitis una afección que aparece en más del 90% de las mujeres. Es más común en el sexo femenino ya que los estrógenos son un aliciente para la aparición de la celulitis, cosa que se puede evitar con ciertos alimentos clave. 

Evita la aparición de celulitis o piel de naranjaEvita la aparición de celulitis o piel de naranja
 

Esta imperfección aparece en la zona de las piernas, aunque poco tiene que ver con practicar deporte o no. Sí que es cierto que aparece en menor medida y de manera más disimulada en personas que practican ejercicio diario o se alejan de una vida sedentaria y hábitos malos. Pero, aun así, la celulitis puede aparecerle a cualquiera, ya que tiene mucho que ver con el propio organismo y la asimilación de minerales y líquidos.  

 

Las piernas cansadas derivan en varices o arañas vasculares. Estas son producidas, sobre todo, por una mala circulación. Aunque no es la única causa. Esto se produce tanto por una vida sedentaria y malos hábitos alimenticios como por mantener durante muchas horas seguidas la misma posición, ya sea en un trabajo de oficina sentado como en atención al cliente de pie.  

 

La dieta más recomendable para verano

 

Lo más importante en verano y como primera prevención ante el calor es, claramente, la ingesta de agua y de alimentos ricos en esta. Para ello se deben consumir unos dos litros diarios de este bien de primera necesidad. Aunque también se deben comer frutas con un alto contenido de agua para completar nuestra dieta. Entre las más recomendables son la sandía y las uvas, aunque los espárragos también hidratan nuestro cuerpo por dentro.  

 

Los alimentos depurativos también se convierten en un aliado más para verano. La fibra podemos encontrarla en panes, pasta y arroces integrales o con mezcla de cereales, aunque hay otros que pueden calificarse como depurativos. Entre ellos está la piña, el kiwi y el pomelo como los más conocidos. Las manzanas ayudan a que nuestro estómago se asiente, aunque las verdes tienen un punto ácido que regula el tránsito intestinal. Por otro lado, los cítricos son los mayores beneficiarios en este sentido.  

Tomar alimentos ricos en fibraTomar alimentos ricos en fibra
 

Las moras, las frambuesas, los arándanos, las espinacas y los tomates son básicos en el día a día. Estos son unos beneficiosos antioxidantes que benefician a la hora de mantener una buena salud cardiovascular, que es imprescindible para conseguir una circulación del corriente sanguíneo en condiciones.  

 

La vitamina C es otro de los nutrientes que no pueden faltar en nuestra dieta para verano y nuestras piernas. Las fresas, los kiwis, los pimientos y algunos cítricos comunes son buenos para la regeneración dela piel y que esta luzca más saludable, lo que ayudará al mantenimiento de la dermis.  

 

El Omega 3 que contienen los pescados azules y los minerales esenciales de que se componen forman también una parte imprescindible para combatir el calor con un cuerpo sano. Aunque pueda estos productos son perfectos para mantener una regulación tanto intestinal como sanguínea, lo que evita la retención de líquidos y, por lo tanto, la aparición de la celulitis.   

 

Lo que no puede faltar

 

Una de las cosas más importantes es incluir en nuestra dieta diaria de verano un 50% de frutas y verduras. Estas ayudarán a regular el tránsito intestinal, hidratarán nuestro cuerpo por dentro, nos aportarán la cantidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales como las grasas buenas, que son necesarios para el día a día. 

La dieta perfecta está compuesta por fruta y verduraLa dieta perfecta está compuesta por fruta y verdura
 

También se deben cambiar algunos refrescos plagados de azúcares perjudiciales por tés o bebidas refrescantes naturales a base de frutas. Con ellas conseguirás hidratarte y aportar un extra de energía a tu organismo, a la vez que depuras y mantienes a raya la absorción de grasas en los vasos sanguíneos, ya que ambas bebidas regulan.  

 

La dieta perfecta para tus piernas y contra el calor

 

En las cinco comidas que se recomiendan según la dieta mediterránea, se deben incluir todos los alimentos mencionados. Eso sí, entre comida y comida se debe dejar un espacio de tiempo que variará entre dos horas y dos horas y media. Así nuestro cuerpo no pasará hambre y el estómago no requerirá de atracones entre otras.  

 

Para el desayuno se puede elegir entre una gran variedad de productos. Si los que no pueden deshacerse de sus costumbres prefieren el café, este tiene que ser solo y cambiar el azúcar por la stevia natural. En cambio, se puede modificar la bebida por un zumo natural recién exprimido o un té. Lo acompañaremos con un puñado de frutos secos naturales y sin sal o una tostada con aceite, además de una pieza de fruta depurativa para empezar el día. También se puede mezclar un yogur natural con trozos de fruta recién cortada.  

 

A la hora del almuerzo lo mejor es prepararse una infusión o té. Mejor si nos decantamos por digestivos, té verde o blanco ya que estos últimos son los que mejor acompañan a la dieta para pérdida de peso. Otros como el rojo o el negro tienden a quemar más porque son diuréticos y vasodilatadores, además de energéticos, con los cuales quemarás más rápido las grasas adquiridas tras las comidas copiosas.  

Toma tés para perder pesoToma tés para perder peso
 

En la comida se puede hacer cualquier plato que incluya una variedad de verduras a la plancha o una ensalada con productos frescos de la huerta y de temporada. Se puede hacer también pescado a la plancha o al horno y hacer un acompañamiento de verduras. El vaso de agua y una pieza de fruta serán imprescindibles.  

 

Para la merienda, lo mejor es un té junto con un puñado de frutos secos naturales y sin sal o con otra pieza de fruta. Mientras que en la cena será mejor algo ligero, como una ensalada poco cargada, tortilla francesa con unas pocas verduras a la plancha, un caldo casero o un rico pescado a la plancha.  

 

Qué evitar en verano

 

Para que no salgan problemas de retención de líquidos o una mala circulación hay que evitar ciertos vicios como el alcohol o el tabaco. Una cerveza o una copa de vino al día no viene mal, pero más cantidad sería pasarse y eso aumentaría las posibilidades de crearse celulitis y una mala circulación.   

Los alimentos que tenemos que regular e incluso eliminar para el verano son las dietas con excesivas carnes rojas, productos procesados o que contengan grandes cantidades de azúcar, platos que incluyan harina refinada y sal no marina, fritos y leche de vaca. Esta última la podemos cambiar por una de origen vegetal.  

 

Tratar con mimo las piernas

 

Además de la dieta que se recomienda seguir para evitar la aparición o el aumento de la celulitis y las arañas vasculares, en verano también es importante tratar con mimo a nuestras piernas. El calor hace que nuestros vasos se dilaten, pero no implica que la circulación vaya a ser la adecuada, por eso es importante masajear, hidratar y tonificar las extremidades.

Artículos recomendados

Comentarios