Menú
3 mascarillas caseras con leche de magnesia
3 mascarillas caseras con leche de magnesia
CUIDA TU PIEL

3 mascarillas caseras con leche de magnesia

Si quieres cuidar tu piel con algún elemento novedoso pero no sabes con qué, conoce las propiedades de la leche de magnesia y crea tres mascarillas ideales para tu rostro.

La leche de magnesia, conocida también como hidróxido de magnesio es un excelente producto para el cuidado de la piel. La utilizan sobre todo las personas que tienen la piel grasa ya que lucha contra esta.

La leche de magnesia tiene numerosos y diferentes beneficios. Entre ellos como hemos explicado elimina parte de la grasa de la piel pero existen muchos más. Como decimos limpia la piel no solo de la grasa sino también de puntos negros o pequeños granitos o erupciones que se puedan formar. Además ayuda a que después los poros no queden abiertos, como hacen algunas mascarillas, sino que cierra los poros para evitar que vuelva a entrar suciedad. No solo disminuye la grasa también lo hace con esos brillos de la cara que tan poco nos gustan.

Las mascarillas de leche de magnesia ayudan a que los poros no queden abiertosLas mascarillas de leche de magnesia ayudan a que los poros no queden abiertos

También es utilizada por esas personas que muestran manchas en la piel, ya por genética o por tomar el sol. A veces se nos forman pequeñas manchas en nuestro rostro que nos gustaría eliminar, pues la leche de magnesia es perfecta para esto. Incluso ayuda a que el maquillaje se mantenga mejor y más tiempo en la piel. Este es el motivo por el que muchas novias la utilizan antes de maquillarse para el gran día.

Como vemos son numerosos los beneficios de este producto por lo que es muy utilizado para mejorar la apariencia de nuestra piel. Normalmente se suele utilizar como mascarilla. Por ello te vamos a contar 3 mascarillas caseras que puedes hacer con la leche de magnesio.

Cómo colocar la mascarilla

Antes de explicarte estas mascarillas es importante que sepas cómo debes ponértela. Hay unos pasos que debes seguir antes de colocar el producto sobre tu piel. Lo primero que debes hacer es limpiarte totalmente la piel. Te recomendamos que primero lo hagas con un jabón especial de cara y después utilices un exfoliante. Esto hará que se te abran los poros y así será más fácil para la mascarilla sacar los puntos negros. Debes secarte correctamente la cara con una toalla que esté limpia, no vayamos a ensuciarla más. Después la puedes aplicar la mascarilla.

Es bueno que te ayudes de un algodón para extender la mascarillaEs bueno que te ayudes de un algodón para extender la mascarilla

Lo mejor es que la coloques con la ayuda de un algodón. Esto se debe a que así evitaremos el exceso de mascarilla por unas partes del rostro y la falta por otros. Además las manos pueden no estar lo suficientemente limpias. Después debes dejar que se seque. Notarás una gran tirantez en la cara sin embargo no debes preocuparte. Si es verdad que si la tienes demasiado tiempo puede resecarte la cara en exceso. Por ello mantenla unos 10- 15 minutos. Después retírala con las manos, sin utilizar el agua. Aquí hay zonas en las que te puede doler debido a que está bien pegada a la piel. Para terminar te recomendamos quitar el exceso con un tónico y esperar a que la cara respire. Cuando haya pasado un tiempo puedes ponerte un poco de crema hidratante de cara para luchar contra la sequedad que da esta leche de magnesia.

Mascarilla sencillamente de leche de magnesia

Esta mascarilla se puede utilizar solo 1 vez cada 15 días. Hay que tener cuidado con utilizarla en exceso. Los ingredientes que lleva, como hemos explicado en el título, es tan solo 1 frasco de leche de magnesia y un poco de agua. Lo que haremos será ir llenando el frasco con agua hasta que veamos que tenemos un líquido algo espeso que se pueda mantener en el rostro. Debemos tener cuidado con no poner demasiado agua ya que sino se resbalará de la cara.

Por ello vamos poniendo un poco de agua. Cerramos el vote, lo agitamos y así repetimos el proceso hasta que creamos que tenga la textura correcta. Si lo deseas puedes aplicarla solo en la zona T. Es decir en la parte inferior de la frente y en la nariz. Para esta mascarilla un consejo es no secar la cara con ninguna toalla. Si no que la dejes secar de forma natural. Además es mejor no dejarla más de 10 minutos.

Hay distintos tipos de mascarilla de leche de magnesia y todas son perfectas para mejorar tu pielHay distintos tipos de mascarilla de leche de magnesia y todas son perfectas para mejorar tu piel

Mascarilla de leche de magnesia y huevo

Es una de las más conocidas y a la vez muy sencilla de hacer. Debes utilizar una cucharada grande de leche de magnesia y una clara de huevo. Cuidado con separar bien la yema de la clara ya que la yema no es nada beneficiosa para nuestra piel. Debes mezclar correctamente los dos ingredientes con la ayuda por ejemplo de unas varillas. Si no tienes puedes utilizar un tenedor u otro elemento.

Por el contrario, como la clara de huevo no reseca tanto la cara, esta mascarilla la podemos tener hasta 20 minutos. Además al retirarla tiene una excepción. Podemos hacerla con la mano sin embargo se recomienda hacerlo con agua fría. Esta mascarilla es especialmente buena para eliminar las manchas de la cara.

Mascarilla de leche de magnesia y Aloe vera

Esta mascarilla sirve para las personas que tienen la piel algo más seca. Una de las anteriores mascarillas puede ser perjudicial para estas personas ya que le resecarán la cara en exceso. Por ello el aloe vera es una gran ayuda. Lo que tenemos que coger es la parte de dentro de la planta e ir mezclándolo con los polvos de la leche de magnesia hasta que queda la textura deseada. Al colocarla la mantendremos unos 10 o 15 minutos y la retiraremos con la ayuda de un algodón.

Son mascarillas muy sencillas de realizar y perfectas para diferentes tipos de pielSon mascarillas muy sencillas de realizar y perfectas para diferentes tipos de piel

Como vemos estas mascarillas son muy sencillas de realizar y además son perfectas para diferentes problemas que podamos tener. La leche de magnesia es utilizada también por ejemplo para la piel grasa de nuestro cuero cabelludo. En muchas ocasiones tenemos el pelo graso debido a que tenemos el cuero cabelludo con grasa. Por ello hay personas que incluso se la colocan en la cabeza.

También sirve incluso para eliminar algunos herpes genitales que podamos tener. Además es una perfecta solución para aliviar el quemado de la piel causado por el sol. Así que si tienes alguno de estos problemas no dudes en realizarte una mascarilla de leche de magnesia que será perfecta.

Artículos recomendados

Comentarios