Menú
Qué es y para qué sirve el agua micelar
Qué es y para qué sirve el agua micelar
CONÓCELO TODO

Qué es y para qué sirve el agua micelar

El agua micelar ha llegado para llegarse y se ha convertido en uno de los productos estrella que no puede faltar en cada una de las casas.

Uno de los productos estrella en la gama de los cosméticos y sus variantes es el agua micelar. Este tónico se presenta como un nuevo aliado que hará las delicias de toda mujer y hombre. Todo el mundo puede utilizarlo porque, a pesar de que se vende a sí mismo como un producto hecho a medida para su uso desmaquillante, lo cierto es que sirve para muchas otras cosas que tu piel y tu rostro agradecerán.

Por qué deberíamos usar agua micelar

El agua micelar es uno de los productos que más ha crecido en los últimos años. A pesar de que al principio se presentaba como una revolución en el campo de la cosmética y solo apto para las más poderosas influencias, este tónico ha sido el último descubrimiento de las mujeres de a pie.

Sus beneficios básicos se centran en el potente uso que tiene para eliminar el maquillajeSus beneficios básicos se centran en el potente uso que tiene para eliminar el maquillaje

Sus beneficios básicos se centran en su potente uso para eliminar el maquillaje y los restos de suciedad que se hayan podido adherir a nuestro rostro -ya sea por aires contaminantes, humos tóxicos, el tabaco o las partículas presentes en el ambiente-. No solo eso, sino que el agua micelar ayuda a que tu piel se tonifique y se hidrate por sus componentes más naturales y refrescantes.

El precio de este producto sigue siendo elevado en algunas marcas, aunque cada vez se hacen más asequibles para todo tipo de bolsillos. Además, vale la pena adquirir uno de estos tónicos, ya que nos estaríamos ahorrando tres o cuatro productos puesto que esta agua tiene todos los beneficios de los tónicos, hidratantes y desmaquillantes en sí mismo.

Cómo actúa

Las micelas, que es de lo que se compone particularmente, son las que ayudan a eliminar los restos de suciedad de la cara porque se adhieren a estos residuos. Son compuestos emulsionantes, es decir, que ayuda a que esta suciedad salga de los poros y deje de adherirse a la piel. Además, el agua micelar es libre de perfumes y sin parabenos en sus compuestos, habituales en otro tipo de productos de la misma gama.

Es un producto aconsejable para pieles mixtas o grasasEs un producto aconsejable para pieles mixtas o grasas

Aunque es aconsejable para mixtas o grasas, su composición permite que las más sensibles e hipoalergénicas puedan utilizarla sin problemas. Al contrario que ocurre con otros geles o leches limpiadoras, que alguno de sus componentes puede afectar al pH de la piel delicada, sus compuestos no tienen tantos parabenos y ayuda a que se reafirme el cutis.

No irrita la piel, por lo que es perfecto para todo tipo de cutis. Su utilización deja una sensación de tacto suave y sedoso. Es fácil de usar si se sabe hacer bien. Rápido y perfecto para retirar los restos de maquillaje de la cara, ya que su solución acuosa permite que sea más cómodo y de una sensación refrescante. Tampoco necesita aclarado ni frotar la piel, que daña el cutis de la mayoría de personas.

El agua micelar atrae la suciedad gracias a su compuesto y así permite que esta acabe formulándose en una misma zona, para después retirar de manera más sencilla mediante ligeros toques. Elimina todo tipo de maquillaje, restos, suciedad, grasa, sudor... Y sirve para ojos y labios, ya que muchos productos pueden desmaquillar pero no limpiar correctamente estas zonas.

Distinción de clases

Su principal diferenciación es que es más efectivo y cuidadoso que otros productos. Entre mezcla varias cualidades de distintos geles, cremas e incluso el agua. Esta última es perfecta para lavar la cara de manera diaria, pero no sirve como limpiador eficaz, ya que el sebo natural de la piel sigue quedándose en nuestro rostro de manera imperceptible. Al ayudarnos de un jabón conseguimos que nuestro cutis se vea afectado por un tipo de residuos denominados alcalinos, que suelen poseer más pH del que nuestra piel necesita, dañando así la capa última de la dermis de la cara.

Las lenches limpiadoras son más grasas frente al agua micelar que es más acuosaLas lenches limpiadoras son más grasas frente al agua micelar que es más acuosa

Las leches limpiadoras son más grasas, frente al agua micelar que es más acuosa y sedosa. Aquellos que utilicen geles como desmaquillante y limpiador, su efecto es óptimo, pero también ocurre que pueden acabar por resecar la piel. Esto último puede ser más adecuado para personas con un cutis graso, así evitarías que siguiera apareciendo una capa importante de sudor o residuos, pero nada beneficioso para pieles ya de por sí secas o delicadas.

Algunos productos también resultan dañinos y perjudiciales para nuestra piel ya que terminan por arrastrar los residuos de una zona a la otras sin eliminarlos del todo. O también puede que estemos manchando más partes limpias por no utilizarlos convenientemente. Los materiales sobrantes tampoco benefician a nuestro rostro, por lo que el agua micelar también encuentra aquí su ventaja.

Los beneficios que el agua micelar nos aporta son inmejorablesLos beneficios que el agua micelar nos aporta son inmejorables

Como se puede observar, los beneficios que el agua micelar aporta a nuestro aseo diario son inmejorables. Puede que con el paso del tiempo acabe surgiendo algún que otro producto de belleza o cosmético que tenga más ventajas que este tónico, pero por el momento es uno de los productos estrella que no deberían faltar en tu neceser particular.

Artículos recomendados

Comentarios