Menú
Qué es y para qué sirve el ácido hialurónico
TRATAMIENTO

Qué es y para qué sirve el ácido hialurónico

La propiedades hidratantes del ácido hialurónico le han convertido en uno de los mejores aliados contra las arrugas.

Todos hemos oído hablar alguna vez sobre el ácido hialurónico, pero ¿qué es realmente? Se trata de un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos, biomoléculas presentes fundamentalmente en el tejido conectivo, epitelial y óseo. Dejando a un lado la definición científica, el ácido hialurónico se encuentra de forma natural en el cuerpo humano, principalmente en la piel, el humor vítreo, el líquido sinovial o los cartílagos. Su principal característica es su capacidad para atraer y retener agua, por lo que tiene una función humectante para la piel. Además, funciona como lubricante de las articulaciones e interviene en el mantenimiento de la elasticidad y el tono de los tejidos.

Alrededor del 50% de ácido hialurónico que hay en nuestro cuerpo está en la piel, constituyendo un papel fundamental en la hidratación y regeneración de ésta. De ahí que tenga numerosas propiedades en el campo de la belleza y la estética y sea definido como un gran aliado antienvejecimiento. Su éxito, directamente proporcional a su importancia para la epidermis, reside principalmente en su capacidad para retener el agua, lo que hace que la piel se mantenga hidratada y firme. Además, está demostrado que tiene un alto poder estimulador sobre la creación de colágeno nuevo, proporcionando así una mayor firmeza.

El ácido hialurónico fue descubierto por el farmacéutico alemán Karl Meyer, quien consiguió aislar por primera vez esta sustancia en 1934. Años más tarde, el científico húngaro Endre Balasz identificó sus beneficios y demostró sus posibles usos, lo que le llevó a desarrollarlo como producto médico y estético. Fue alrededor de 1996 cuando el ácido hialurónico se empezó a utilizar en cosmética por su gran poder hidratante. Hoy en día se ha convertido en uno de los productos más populares por todo a lo que contribuye: hidratación, antiedad por sus efectos en la renovación celular, regeneración de la piel y protección frente a los rayos ultravioleta. Todo eso sumado a su función en la reparación de los tejidos.

El ácido hilaurónico fue creado por el famacéutico Karl MeyerEl ácido hilaurónico fue creado por el farmacéoutico Karl Meyer

En ese caso, si lo tenemos ya en la piel y tiene función antiedad, ¿por qué ésta envejece? El problema radica en el descenso de producción de ácido hialurónico que sufre nuestra piel con el paso de los años. En torno a los 35 años nuestra piel empieza a cambiar a causa de esa menor cantidad de ácido, lo que provoca una pérdida de hidratación en la dermis y, como consecuencia, la pérdida de firmeza y la aparición de arrugas.

Dónde encontrar el ácido hialurónico

Gracias al ácido hialurónico, la piel se mantiene joven y elástica, por lo que si se quiere hacer frente al paso del tiempo y ayudar a la piel a suplir la carencia de esta sustancia, existen varias vías que pueden ser útiles para lucir resplandeciente. Entre las opciones más accesibles, están los productos cosméticos como cremas, sérums e incluso mascarillas. Cada vez es más frecuente que la gente busque este ingrediente en los productos que compran para su cuidado facial, por ello las firmas han ido incluyéndolo en sus líneas de cosméticos. De esta manera, nos podemos beneficiar de forma sencilla con estos tratamientos, que aportan hidratación y mejoran la apariencia de nuestra piel reduciendo las pequeñas arrugas y líneas de expresión. Lógicamente, estos cosméticos no hacen milagros y los efectos no serán inmediatos, a diferencia de lo que ocurre con las infiltraciones. A pesar de ser algo más lento, juega a su favor que es sencillo, económico y nada agresivo para los diferentes tipos de piel.

Otra forma fácil es a través de comprimidos, cuya función es ayudar a nuestro cuerpo a generar ácido hialurónico. Así se estimula la formación de colágeno y se evita el desgaste de los cartílagos. La toma de éstos tiene un mayor efecto que la aplicación superficial de cremas, siempre y cuando se sea constante. Los comprimidos en general tienen como finalidad alisar y rellenar la piel desde el interior, mejorando el aspecto de las líneas de expresión y las arrugas, ya que el organismo se beneficia de las propiedades del ácido tanto interior como exteriormente.

Para efectos inmediatos lo más común son las inyeccionesPara efectos inmediatos lo más común son las inyecciones

Y, por último, en el caso de querer efectos inmediatos, se puede recurrir a la medicina estética. En este ámbito, lo más común son las inyecciones de ácido hialurónico por su eficacia y sus mínimos riesgos. Una vez se inyecta, se crea una estructura bajo la piel creando una especie de maya que da como resultado una mayor captación de agua y la atenuación o eliminación de arrugas. En definitiva, se consigue una piel tersa, luminosa y con mayor elasticidad.

En este sector, sus aplicaciones más comunes son en la comisura de los labios, las arrugas peribucales, las ojeras, las patas de gallo o los surcos nasogenianos. Aunque, cada vez hay una mayor demanda para la mejora del volumen de los labios y los pómulos, donde el ácido hialurónico puro se emplea como implante de relleno.

En los últimos años se ha extendido otra forma para beneficiarse de esta sustancia tan preciada. En algunos centros, en vez de infiltraciones se realiza una aplicación superficial del ácido hialurónico mediante el uso de un láser atérmico. De esta forma, se estimula el proceso natural de rejuvenecimiento de la piel y se mejora la luminosidad y porosidad de ésta, además de alisar las arrugas. La ventaja de este método es que al trabajar superficialmente se evita cualquier tipo de irritación o inflamación en la piel.

Ventajas del ácido hialurónico

La clave del éxito del ácido hialurónico en este ámbito recae en las ventajas que tiene respecto a otros tratamientos: buenos resultados, efectos inmediatos con una sola sesión, fiabilidad por ser un producto testado y sus no contraindicaciones al ser una sustancia que el cuerpo tiene de por sí, por lo que la reconoce y no la rechaza.

El ácido hialurónico tiene múltiples ventajasEl ácido hialurónico tiene múltiples ventajas

Sin embargo, los beneficios del ácido hialurónico no están restringidos a la piel. A pesar de ser conocido como el gran remedio contra las arrugas, tiene unas grandes, pero desconocidas propiedades para el pelo. Rejuvenece la fibra capilar y, por tanto, se consigue todo lo que alguien podría desear para lucir un cabello sano: nutrición, brillo, hidratación, suavidad y control del encrespamiento.

Está claro que la fama del ácido hialurónico no es casual. Sus beneficios lo han hecho triunfar en el mundo de la belleza y lo han convertido en un elemento clave para lucir una piel sana e hidratada.

Artículos recomendados

Comentarios