Menú
Paso a paso: cómo teñirse las cejas correctamente
Paso a paso: cómo teñirse las cejas correctamente
LO QUE NECESITAS SABER

Paso a paso: cómo teñirse las cejas correctamente

Cómo escoger el tinte o color adecuado a la hora de teñirte las cejas son algunas cuestiones que debes conocer antes de dar el paso.

Las cejas se suman a las diferentes modas. Al igual que lo hacen los zapatos, el pelo o la ropa las cejas también van cambiando con el paso del tiempo. En la actualidad la moda de las cejas dicta que debe ser llamativas y no pasar nada desapercibidas. Quizás ha sido todo culpa de algunos rostros conocidos entre ellos el de Cara Delevingne pero la realidad es que es así. Cuanta más personalidad tengan tus cejas mejor.

No todo el mundo trae unas cejas así de fábrica. Pero todo eso tiene una sencilla solución. ¡Tíñete las cejas! Ponles el color que más te apetezca. Además los tintes en el pelo forman parte de nuestro día a día. ¿Porqué no lo son los tintes de cejas? Aquí te vamos a dejar los mejores consejos para teñirte las cejas de la manera más adecuada. 8 pasos para tener unas cejas teñidas perfectas.

En la actualidad la moda de las cejas dicta que deben ser llamativasEn la actualidad la moda de las cejas dicta que deben ser llamativas

1. Escoge el tinte adecuado

No cualquier tinte sirve. Lo mejor es que utilices algún tinte para cejas directamente o en todo caso uno para barbas. Estos están diseñados para los pelos más finos como los de las cejas y serán perfectos. Sin embargo el tinte capilar es mejor evitarlo. Este es demasiado fuerte para la piel de alrededor de las cejas y podría incluso quemarlas.

Aún así es necesario que conozcas los riesgos que puede conllevar teñirse las cejas. Es una zona algo sensible sobre todo al estar tan cerca de los ojos. Ningún tinte está aprobado por un organismo regulador para que se pueda aplicar en esta zona. Ten mucho cuidado con que no te caiga tinte de cejas en los ojos. Además puedes hacer una prueba para ver como coge el tinte de cejas tu pelo.

2. Elige el color

Es una decisión difícil, lo sabemos. Lo mejor es teñirse de un tono más oscuro que el que llevas en el pelo, así se verá más gruesas y pobladas. Sin embargo cuidado con que sea muy diferente de tu tono de pelo ya que será demasiado contraste. Los colores oscuros marcan la mirada y la definen. Si precisamente quieres lo contrario, hacer tu mirada más dulce pon un tono más claro. Siempre buscando la naturalidad que es importante.

3. Prepárate para el momento

Llegado el momento después de que hayas elegido el tinte de cejas que más se adapta a ti tienes que prepararte para hacerlo. Debes tener cerca las instrucciones del tinte ya que cada uno tiene unas características.

Lo primero que debes hacer es lavarte la cara con limpiador facial o si no con un jabón adecuado para el rostro. No te olvides de frotarte en las cejas, pero suavemente, ya que es importante que estas estén limpias para que se adhiera bien el tinte de cejas. Es importante recogerse bien el pelo para no teñirse el pelo de la cabeza sin querer y que no te moleste.

Lo mejor es teñirse de un tono más oscuro que el que llevas en el peloLo mejor es teñirse de un tono más oscuro que el que llevas en el pelo

4. Pon vaselina alrededor de tus cejas

Básicamente este siguiente paso lo que busca es no teñir la piel y los pelos que están alrededor de las cejas. Así que con la ayuda de un algodón pon vaselina en el contorno de tus cejas ya que no s fácil teñirse exactamente los pelos que deseamos si no nos ponemos vaselina. Además así se podremos alejar el tinte algo más de los ojos.

5. Coloca el tinte

Lo que tienes que hacer es poner una capa gruesa de tinte de las cejas sobre ellas. Normalmente vienen con un aplicador, puedes utilizarlo pero si te parece incómodo puedes usar simplemente un algodón. Lo mejor es echar más cantidad de tinte en la mitad interior de la ceja, es decir la más cercana a la nariz, ya que esa parte suele ser más oscura. Cuidado con dejar parte de tu ceja sin cubrir.

6. Espera

Parece sencillo pero quizás no lo es tanto. Para empezar porque es difícil saber cuanto tiempo dejar el tinte. Las marcas sugieren alrededor de 10 minutos sin embargo en la mayoría de las ocasiones el color lo cogen bastante rápido. Esto se debe a que suele ser un pelo sano y que no está teñido con anterioridad, por ello el tono se adapta rápidamente. Hay quienes recomiendan dejarlo solo unos 3 minutos. Otros dicen que 5 es lo mejor. Simplemente depende de ti y de cómo te gusten las cejas. Si quieres que el color sea más intenso déjalas más tiempo, si de lo contrario lo quieres más natural quítalo antes.

7. Retira el tinte

Hazlo simplemente con un poco de algodón seco. Cuidado con que te entre en los ojos. Antes de quitarlo del todo mira como te ha quedado el color. Quizás necesitas poner un poco más de tiempo el tinte. Cuidado con ponerlo más de 3 veces que puede dañar tu piel. Una vez que tengas el color que quieres y te hayas quitado la mayoría del tinte con un algodón seco puede humedecer otro algodón con el producto que en la caja te ofrezcan para retirar el tinte. Si la marca no ofrece ninguno utiliza un tónico.Después aplica abundante agua tibia.

Lo mejor es echar más cantidad de tinte en la mitad interior de la cejaLo mejor es echar más cantidad de tinte en la mitad interior de la ceja

8. Últimos retoques

Revisa las cejas, puede que algún pelo haya quedado sin teñir o que no tengas el color que deseas y quieras esperar un día para volverte a poner el tinte. Además muchas veces tras aplicar el tinte quedan demasiado peinadas y no parecen natural. Péinalas y dales la forma que desees. Puedes incluso depilarlas.

Si no te ha quedado el color que deseabas no te preocupes. Al igual que ocurre con otros tintes muchas veces no nos queda el color que queremos pero en unos días nos termina convenciendo. Nos vemos raros, si nos pasa con el pelo con las cejas más. Es normal, llevarás, casi seguro, muchos años con el mismo color de cejas y no estás acostumbrado a verte diferente pero en unos días seguro que cambia esto. Además poco a poco se va aclarando el color y se parece un poco más al que tenías. Después de unos días y unos lavados seguro que te gusta. Si no es así, puedes ir a algún centro de belleza que te las retoquen.

Artículos recomendados

Comentarios