Menú
Cómo aplicarse el tinte de cejas en casa
Cómo aplicarse el tinte de cejas en casa
TRUCOS

Cómo aplicarse el tinte de cejas en casa

La elección del color, preparación y los detalles que necesitan saber del proceso para teñirte las cejas en casa.

Cambiar el color del cabello es algo muy común en la actualidad, y muchas son las mujeres que se animan a hacerlo en casa. Los tintes de diferentes colores se pueden adquirir en cualquier comercio, y con unos sencillos pasos se puede realizar de manera muy profesional. Pero ¿qué hay del tinte de cejas?

Para enmarcar la mirada es necesario mantener unas cejas bonitas y cuidadas, a poder ser de la misma tonalidad que el pelo o alguna parecida. Así, se consigue un efecto bastante natural y una armonía del cabello con el rostro perfecta, sin caer en excesos que lleven a parecer demasiado artificial.

Escoger el tinte y el color indicado para hacerlo es fundamentalEscoger el tinte y el color indicado para hacerlo es fundamental

En el mundo de la belleza hay que tener muy en cuenta la importancia de la mirada, y con ésta las cejas. Muchas son las que deciden maquillarlas con técnicas de lo más sencillas, pero para obtener un resultado más duradero basta con teñirlas con tintes especiales. Además, las técnicas se pueden elaborar en casa por lo que será mucho más fácil poner el tinte de cejas en marcha. ¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Toma nota!

Elige el tinte indicado

Antes de teñir las cejas es esencial escoger el tinte y el color indicado para hacerlo, de forma que favorezca al rostro y combine con la tonalidad del cabello. Una de las indicaciones más importantes que suelen apuntar los profesionales es no utilizar tintes específicos para el pelo, incluso en el folleto de los mismos se explica que no es recomendable para cejas ni pestañas.

El tinte para el pelo contiene unos componentes demasiado agresivos que, si el cabello puede soportarlos, las cejas no. Aplicando este tipo de tinte a las cejas se pueden producir diversos problemas, como alergias, irritación o dermatitis, por lo que será mejor evitarlos y escoger aquel que mejor se adapte.

Existen tintes específicos para cejas en tiendas de cosméticos, peluquerías y locales especializados donde, además, pueden ayudarte a escoger el color. Por si esto fuera poco, si no se encuentra tinte para cejas siempre se puede optar por uno para barbas o bigotes ya que están destinados a un tipo de vello muy fino y delicado, como el de las cejas.

¿Qué color escojo?

Después de tener claro cuál es el tinte más apropiado para teñir las cejas, es necesario escoger el color más óptimo según la tonalidad del cabello. Muchos expertos en temas de belleza recomiendan combinar el color del tinte de cejas con el de los mechones más oscuros del pelo, sea cual sea su color.

Al poner un tinte de cejas oscuro se puede disimular aquellas que estén poco pobladas y con espacios en blanco, y se añadirá mayor definición a las mismas. Hay que tener en cuenta que no se debe oscurecer demasiado la tonalidad natural, sino las cejas podrán verse demasiado sintéticas al crecer la raíz.

Sea cual sea el color de tu cabello, tanto negro como castaño o rubio pasando por el pelirrojo, debes tener muy presente escoger una tonalidad igual o un tanto más claras para no perder la naturalidad ni el equilibrio del rostro. Si tienes dudas, siempre puedes acudir a los consejos de un profesional en belleza y estética.

Prepara tus cejas

Antes de aplicar cualquier tinte de cejas, una vez escogido el color, hay que tener la cara limpia y despejada. Desmaquillarse es esencial para comenzar a teñir las cejas ya que los tintes deben aplicarse sobre una superficie totalmente limpia y, además, con el maquillaje no se podrá ver claramente el cambio de color.

Debes combinar el color del tinte de cejas con el de los mechones más oscuros del peloDebes combinar el color del tinte de cejas con el de los mechones más oscuros del pelo

Es esencial recoger el cabello en una coleta o con una diadema para que no moleste ni se pegue en el tinte. Posteriormente, se debe lavar bien la cara con jabón facial o limpiador retirando así los aceites o impurezas, dejando las cejas completamente limpias, suaves y listas para teñir.

Es recomendable proteger el contorno de las cejas para que el tinte no entre en contacto directo con la piel. Para ello, con ayuda de un bastoncillo para los oídos, se aplicará un bálsamo o vaselina ya que actuará de barrera y ayudará a mantener el tinte muy lejos de los ojos, así como servir para proteger la piel de posibles irritaciones. Sin embargo, hay que tener especial cuidado para que la vaselina no caiga en las cejas.

Cómo teñir las cejas

Cada tinte tiene unas instrucciones de uso específicas que se deben leer con detenimiento para prepararlo correctamente. Por norma general, se deben mezclar dos tubos que normalmente son el tinte y el activador, dando como resultado una pasta espesa. Si la composición es líquida no estaría lista para utilizar, y hay que tener presente que lo que sobre se tirará ya que no puede reutilizarse.

El preparado debe realizarse justo antes de aplicarlo en las cejas y, con ayuda de un pincel para cejas o un bastoncillo de algodón, se podrá comenzar a usar. El tinte se aplica en ambas direcciones, tanto a favor como en contra del vello, cubriendo ambas cejas al completo y de manera uniforme.

Poco a poco se podrá observar el resultado ya que las cejas se irán oscureciendo (o aclarando), aunque nunca hay que esperar más de cinco minutos para retirarlo. Lo ideal es ir retirando el tinte de la piel con ayuda de un algodoncillo mientras se espera, con mucho cuidado y con ayuda de agua templada o tónico facial.

El tinte se aplica en ambas direcciones, tanto a favor como en contra del velloEl tinte se aplica en ambas direcciones, tanto a favor como en contra del vello

Resultado final

Tras la espera de cinco minutos se debe retirar el tinte con ayuda de un algodón seco y cuidadosamente, teniendo en cuenta que debe quedar completamente limpia. Si tras observar el resultado no convence, se puede repetir el mismo proceso tan solo una vez más, nunca dos o tres veces ya que la piel puede irritarse.

Para finalizar el proceso de teñir las cejas, con el resultado final deseado, será necesario pasar otra vez un nuevo algodón pequeño con agua tibia para asegurar que todos los restos son retirados. También es recomendable volver a aplicar una toallita húmeda con la que se pondrá fin al teñido.

El tinte durará unas semanas, y quedará ideal con la tonalidad del cabello si se sabe cómo aplicarlo y se siguen estos sencillos consejos. Además, para finalizar, es aconsejable depilar las cejas y quitar los pelos sobrantes para conseguir un efecto mucho más profesionalizado. ¡Pruébalo en casa!

Artículos recomendados

Comentarios