Menú
¿Ácido hialurónico o botox contra las arrugas?
¿Ácido hialurónico o botox contra las arrugas?
TRATAMIENTOS ESTÉTICOS

¿Ácido hialurónico o botox contra las arrugas?

¿Botox o ácido hialurónico? Si no sabes por qué método decantarte para tu tratamiento estético aquí te explicamos en qué consiste cada técnica y las diferencias que existen entre ambos.

Desde siempre hemos visto artículos y fotos en las revistas sobre famosas que remediaban las primeras arrugas de expresión que empezaban a aparecer en su rostro con tratamientos estéticos. En la mayoría de los casos hablaban de botox y se empezó a hacer conocida su técnica, pero también se conoce que otro de los tratamientos más usados es las inyecciones de ácido hialurónico, aunque son pocas las personas que conocen este método dedicado para tal fin. En Bekia te explicamos en qué se basa cada técnica y las diferencias que existen entre ambos.

Botox

Aunque su nombre más habitual es botox, no es más que un nombre comercial de la toxina butolínica, una proteína utilizada en inyecciones para inmovilizar las zonas con pequeñas arrugas, consiguiendo una piel de lo más lisa y tersa. No se trata de una forma de rellenar posibles pliegues, si no de relajar los músculos sobre todo de la parte superior del rostro, consiguiendo que la piel quede sin ningún tipo de irregularidad.

Temas relacionados
Es el método que sobre todo se utiliza en el contorno de los ojos y el entrecejo, donde se hacen más acentuadas este tipo de arrugas debido al movimiento de los músculos de la zona y al paso de los años.

El botox se utiliza sobre todo en el contorno de los ojos y en el entrecejoEl botox se utiliza sobre todo en el contorno de los ojos y en el entrecejo

El botox se introduce en los músculos que han creado las arrugas por marcas de expresión a través de unas microinyecciones, indoloras y por las cuales la persona tratada no tiene que realizar ningún tipo de postoperatorio, sino que sigue realizando su vida habitual. La aplicación de botox en el rostro es, al igual que el de ácido hialurónico, un método poco invasivo y con pocos efectos secundarios siempre que sea bien efectuado por un profesional. Además, la duración de los resultados visuales de las inyecciones de botox es de unos 4 o 6 meses, tras los cuales la apariencia de la piel vuelve a su estado original de forma degradada.

Aunque las pacientes más habituales en este tipo de tratamiento son las mujeres de edad adulta comprendida entre los 50 o 60 años, tanto hombres como mujeres pueden encontrar la solución a sus problemas en este método, empezando desde los 25 años, momento en que empiezan a aparecer las primeras marcas de expresión, dependiendo de la persona y del músculo afectado sobre el que se quiere realizar el tratamiento.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una molécula que como su nombre indica se trata de un ácido y que además creamos en nuestro organismo de forma natural. De forma externa se utiliza como relleno, tanto en arrugas del rostro, escote e incluso manos, como para rellenar surcos o marcas debido a otros problemas, enfermedades y cicatrices de operaciones graves que han dejado grandes huellas.

Este compuesto que tenemos en nuestro cuerpo de forma natural tiene como función el retener el agua para evitar deshidrataciones, entre otras cosas. Además de emplearse en estética de la misma forma que el botox, también es un componente esencial en muchos tratamientos de cremas e incluso en tratamientos médicos para aliviar algunos dolores como las infiltraciones en la rodilla.

En estética, como hemos comentado, el ácido hialurónico se aplica de la misma forma que el botox para rellenar las arrugas, mediante microinyecciones. En este caso se aplican directamente en las arrugas a rellenar y sobre todo afecta al tercio inferior del rostro, sobre todo en los labios. Además de rellenar las arrugas que se hayan creado con el paso de los años, el ácido hialurónico es un gran creador de volumen, siendo el más escogido por aquellas personas que quieren ver sus labios un poco más gruesos. También es el compuesto ideal en aquellas marcas o surcos creados por ejemplo por un gran brote de acné, dejando la piel mucho más lisa.

El ácido hialurónico se suele aplicar en el tercio inferior del rostro, sobre todo en los labiosEl ácido hialurónico se suele aplicar en el tercio inferior del rostro, sobre todo en los labios

El ácido hialurónico es utilizado, al igual que hemos visto con la toxina butolínica, sobre todo en mujeres de edades comprendidas entre los 50 o 60 años, pero debido a sus múltiples funciones, será el especialista el que determine en qué casos es necesario aplicarlo, no solo por las arrugas que hayan podido crearse por la edad. Sus efectos también se van degradando con el paso del tiempo, siendo de una duración de entre 9 meses y 1 año.

Diferencias entre botox y ácido hialurónico

Como hemos podido observar, la diferencia principal es que el botox se aplica directamente sobre el músculo que forma las arrugas, mientras que el ácido hialurónico se aplica sobre la arruga o la marca a rellenar en cuestión. Esto además tiene un efecto visual diferente, siendo el botox un resultado más artificial que el ácido hialurónico, ya que el músculo se encuentra paralizado. A la larga los resultados también son diferentes, ya que como el botox mantiene el músculo paralizado, el movimiento de estos no existe, y por lo tanto la arruga no se profundiza por un exceso de movimiento diario. Esto sobre todo se puede observar en las arrugas que aparecen al fruncir el entrecejo.

En la aplicación, pese a que sea el mismo tipo de técnica y en ambos casos estamos ante un proceso rejuvenecedor y temporal, y el botox se utiliza sobre todo en el tercio superior del rostro, siendo las más comunes sus aplicaciones en las conocidas patas de gallo y en el entrecejo. Mientras, el ácido hialurónico se puede administrar en todo el rostro, siendo lo más habitual el tercio inferior por el resultado que supone el administrar volumen en labios y pómulos.

Muchas veces hemos podido observar a personas que han acudido a esta clase de tratamientos y cuyos labios han quedado con una pequeña deformidad o una apariencia diferente. Aunque suele ser asociada a una mala praxis en la inyección de botox, este no se suele aplicar en los labios a no ser que se trate de contonearlos, sino que estaríamos ante un caso de mala praxis de aplicación de ácido hialurónico, el verdadero encargado de añadir volumen en los labios.

En ambos casos tenemos que tener en cuenta que se trata de una administración externa debido a un tratamiento, por lo que por muy pocos que sean los efectos secundarios, debemos acudir a nuestro médico habitual para que nos haga un examen y nos dictamine si es necesario o no y qué tipo de tratamiento debemos seguir.

Artículos recomendados

Comentarios